Un avión militar de Chile con 38 personas a bordo desaparece de camino a la Antártica

El avión con el que se perdieron las comunicaciones es un Hércules C-130 (foto de archivo).

La Fuerza Aérea de Chile (Fach) reportó el lunes la pérdida de comunicaciones de un avión militar con 38 personas a bordo y lo declaró como «siniestrado».

La aeronave transportaba a 17 tripulantes y 21 pasajeros, y se dirigía a la Antártica.

«Despegó a las 16:55 horas (19:55 GMT) y perdió contacto radial a las 18:13 (21:13 GMT) mientras se dirigía de la Base Aérea Chabunco de la Ciudad de Punta Arenas hacia la Base Aérea Antártica Presidente Eduardo Frei«, señala el comunicado divulgado por la institución militar en la noche del lunes.

En una rueda de prensa posterior, las autoridades de la Fach declararon el avión como «siniestrado», en base a la autonomía de vuelo de la aeronave, y aseguraron que se activó el dispositivo de búsqueda de sobrevivientes.

«Lamentablemente no tenemos ninguna hipótesis de lo que pudo haber pasado. Perdimos contacto con el avión y se activó el protocolo. ¿Hipótesis? Difícil. A estas alturas se le acabó el combustible, ya a partir de las 00:41″, señaló a BBC Mundo el general Eduardo Mosqueira, de la Cuarta Brigada Aérea de la Fuerza Aérea (Fach).

Base Eduardo Frei en Antártica
El avión desaparecido tenía como destino la Base Aérea Antártica Presidente Eduardo Frei.

Mosqueira aseguró que no se había registrado ninguna falla en la aeronave anteriormente: «Venía volando de Santiago a Punta Arenas, hacía vuelo rutinario de apoyo logístico a la Antártica».

El general dijo al periódico chileno La Tercera que «durante la noche despegaron dos aviones de combate de las Fach para hacer un reconocimiento de la zona» en la que pudo haberse perdido el avión.

Aseguró también que «hay cuatro buques privados en la zona que coordinarán labores con la Armada».

La búsqueda cubre un radio de 96 kilómetros alrededor del punto en el que se perdió el contacto.

«Consternados»

El presidente Sebastián Piñera se declaró «consternado» con la desaparición e informó que se dirigía a Cerrillos, una base aérea de la Fach en Santiago, para coordinar la búsqueda y despliegue de equipos de rescate.

 


Las personas que viajaban en la aeronave intentaban impulsar labores de reconstrucción en la isla tras el tsunami del 27 de febrero de 2010, desatado luego de un terremoto de 8,8 en la escala de Richter.

Una de las víctimas fue Felipe Camiroaga, un popular presentador de televisión chileno y animador del Festival de Viña del Mar en 2009 y 2010.

Ningún pasajero sobrevivió al accidente aéreo y se considera una de las peores tragedias en la aviación de Chile.

-- publicidad --