Túnez sorprende al igualar a uno ante Dinamarca

Túnez sorprende al igualar a uno ante Dinamarca

Túnez sorprende al igualar a uno ante Dinamarca

Goalkeeper Schmeichel de Dinamarca detiene el balón.

RAYÁN, Catar .-Sorpresa. Las selecciones árabes están dejando huella en el primer Mundial que se disputa en Oriente Medio.

Túnez frenó ayer a Dinamarca, semifinalista de la Euro, que no pudo pasar del empate sin goles en su estreno en el Mundial, apenas tres horas después de la inesperada victoria de Arabia Saudí sobre Argentina.

Ante un estadio en el que los hinchas tunecinos eran mayoría, el país norteafricano probablemente mereció más, pero una experta atajada del arquero Kasper Schmeichel poco antes del descanso ayudó a Dinamarca a conservar las tablas.

Ya vencido sobre el césped luego de que Túnez lograse rebasar a la férrea defensa, Schmeichel levantó una mano para desviar un disparo de Issam Jebali, que juega en el Odense danés. Fue el tipo de atajada que su padre, la leyenda del Manchester United Peter Schmeichel, solía realizar.

Casi al final del encuentro, y tras revisar la jugada en video, el árbitro descartó un penal por una posible mano en el área tunecina que había puesto en peligro su buen resultado.

Dinamarca ha sido una de las selecciones más críticas con la celebración del torneo en Qatar y, durante el calentamiento previo, sus jugadores vistieron camisetas negras de marga larga sobre las oficiales, de color rojo.

La afición tunecina

—Como en su casa
El gran número de hinchas tunecinos en las gradas hizo que el equipo norteafricano se sintiera como en casa. Los aficionados cantaron, tocaron tambores, sonaron bocinas cada vez que su equipo tenía el balón.

*Por ANDREW DAMPF



Agencias

Noticias Relacionadas