Viernes, 18 de octubre, 2019 | 7:49 pm

Trump insiste armar a los docentes y evitar tiroteos en escuelas

Rechazo. Diversos sectores de Estados Unidos se oponen a armar a los profesores. Coalición. Gobernadores de varios estados proponen un plan de contingencia contra violencia.

Maestros y familiares de víctimas de tiroteos, hablaron con Donal Trump  en la Casa Blanca.
Maestros y familiares de víctimas de tiroteos, hablaron con Donal Trump en la Casa Blanca.


WASHINGTON.-El presidente estadounidense, Donald Trump, aseguró ayer que las escuelas “sin armas” son un “imán” para los asesinos en masa, al reiterar su propuesta de armar a algunos maestros para lograr un efecto disuasivo ante a posibles ataques.

En una seguidilla de tuits, el mandatario estimó que esa medida podría ser determinante: “Una escuela ‘sin armas’ es un imán para la gente mala”, lanzó, despertando el rechazo de una parte de la comunidad educativa y de legisladores republicanos y demócratas.

Trump ya había respaldado esa propuesta durante una reunión el miércoles en la Casa Blanca con sobrevivientes de la matanza en una escuela secundaria de Florida, que dejó 17 muertos la semana pasada.

“Maestros y entrenadores altamente entrenados y adeptos a las armas solucionarían instantáneamente el problema, antes de que llegue la policía. GRAN PODER DISUASIVO”, escribió Trump.

El mandatario estimó que 20 % de los docentes, aquellos adeptos a las armas y con “antecedentes militares o entrenamiento especial” podrían portar “armas ocultas”, lo que les permitiría “inmediatamente responder los disparos si un psicópata salvaje entra a una escuela con malas intenciones”.

“Si un ‘tirador psicópata’ sabe que una escuela tiene un gran número de maestros expertos en armas, nunca atacará esa escuela. Problema solucionado”, señaló.

Tras el tiroteo en Florida, Trump ha dicho que promoverá controles a las compras de armamento y propuso prohibir un dispositivo que permite convertir armas semiautomáticas en ametralladoras.

Carrera armamentista

Pero la insistencia del mandatario en armar a los docentes levantó una ola de rechazo. “Los padres y educadores rechazan abrumadoramente la idea de armar a personal de las escuelas”, dijo Lily Eskelsen García, presidenta de la Asociación Nacional de Educación (NEA), la mayor unión de profesionales de Estados Unidos con casi tres millones de miembros.

“Traer más armas a nuestras escuelas no hace nada por proteger a nuestros estudiantes y educadores de la violencia”, agregó.

En tanto, los estados de Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut y Rhode Island, al noreste de Estados Unidos, han formado una coalición para combatir la violencia armada y prevén crear un cuerpo de seguridad regional “ante la inacción” del Gobierno federal, según anunciaron hoy sus gobernadores.

La coalición de estados, llamada “States for gun safety” (Estados por la seguridad en las armas), se basará en un acuerdo “para compartir información sobre armas de fuego y de orden público” y así “completar la base de datos del FBI”, explicó en su cuenta de Twitter el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo.

En contra de esta iniciativa, la Casa Blanca reiteró ayer su intención de no prohibir la venta de fusiles de asalto a pesar de que numerosas voces en Estados Unidos consideran necesario limitar su acceso, especialmente después del tiroteo de la semana pasada en Parkland (Florida) en el que fallecieron 17 personas.

—1— Controles
El presidente Trump planteó aumentar a 21 años la edad mínima para comprar un fusil o rifle semiautomático.
—2— Operativo
Para proteger una escuela son necesarios entre 100 y 150 guardias de seguridad.
—3— Coalición
Las ciudades Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut y Rhode Island se unen contra violencia armada y prevén crear un cuerpo de seguridad regional.