Tormenta María amenaza la zona antillana azotada por Irma

9
En Antigua y Barbuda el huracán Irma dejó zonas completamente devastadas. AFP

SAN JUAN. – Las islas antillanas, algunas de las cuales fueron severamente azotadas por el poderoso huracán Irma que dejó más de 40 víctimas mortales, se preparan para la inminente llegada de la tormenta María, que se espera se convierta en ciclón.

La Oficina de Manejo de Desastres de Dominica emitió el domingo una alerta en la que pide a la población que vive cerca de ríos, en zonas bajas o vulnerables moverse a área más seguras y recomienda a los pescadores mantenerse en puerto. También preparaba refugios ante posibles evacuaciones.

En la vecina isla francesa de Guadalupe, las autoridades anunciaron la cancelación de todas las actividades escolares a partir del lunes debido a la tormenta.

De acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, la tormenta se ubicaba a las 1500 GMT a unos 720 kilómetros (450 millas) al sureste de las islas de Barlovento y avanzaba con vientos de 100 kilómetros por hora (65 millas por hora) hacia Dominica y Guadalupe.

El fenómeno podría convertirse en huracán durante la tarde del domingo. El Centro Nacional de Huracanes también recomendó vigilancia por huracán para la isla franco-holandesa de San Martín, donde Irma dejó este mes unos 15 muertos y una estela de destrucción con millonarias pérdidas materiales.

Cientos de los damnificados franceses por Irma habían sido evacuados durante los últimos días a las islas francesas de Guadalupe y Martinica, donde se espera la llegada de la tormenta María el lunes o martes.

La vigilancia de huracán por María también está vigente para Antigua y Barbuda, Anguila, donde el huracán María dejó zonas completamente devastadas, así como para Monserrat, San Cristóbal y Nieves y las islas holandesas de Saba y San Eustaquio.

El gobierno de Puerto Rico comenzó el domingo a prepararse ante la posibilidad de que María atraviese la isla como huracán de categoría tres a mediados de la semana.

Se trata de «una situación de alta peligrosidad para Puerto Rico», dijo en conferencia de prensa el gobernador Ricardo Rosselló. Detalló que de acuerdo con los modelos del Centro Nacional de Huracanes, María podría atravesar o pasar muy cerca de la costa sur de la isla y «como mínimo va a traer mucha agua a Puerto Rico».

De forma previa, el huracán Irma había dejados severas inundaciones a Puerto Rico y daños a la infraestructura eléctrica.

El de María «va a ser un impacto catastrófico en este sentido porque va a ser un (huracán de) categoría tres» cuando afecte a Puerto Rico, advirtió en la conferencia de prensa Roberto García, director del servicio local de meteorología.

Recordó que «hace muchos años que no sucedía algo así: dos sistemas corridos uno detrás de otro», primero Irma, un huracán de categoría cinco, seguido de otro fenómeno de categoría tres.

En República Dominicana, el Centro de Operaciones Emergencias comenzó el domingo los preparativos y brigadas trabajan en la limpieza de las carreteras que habían sido afectadas en días previos por el huracán Irma.

-- publicidad --