Testimonio de una joven que salvó su vida de milagro tras explosión por un escape de GLP

201
La joven abogada Nathaly Ramírez Díaz sobrevivió a la explosión.

Santo Domingo.- La felicidad de haber logrado el anhelado sueño de vivir en una casa propia resultó efímera para la joven abogada Nathaly Ramírez Díaz, luego de que 48 horas después de haberse mudado en un apartamento que compró una explosión en el área de lavado la llevara al borde de la muerte.

Narró que la mañana del día 2 de mayo del 2020 se levantó de su cama y aún sin haber estranado estufa ni lavadora encendió una vela aromática y se dirigió con ella al área de lavado, donde fue sorprendida por el estruendo de una explosión que dejó su cuerpo desfigurado.

«Ver el fuego que te arropa, que te prende la ropa y no tener a nadie que te ayude», es el momento más frustrantes de su vida que recuerda la joven de 28 años de edad, especialista en derecho constitucional y derechos humanos.

De acuerdo con su testimonio, el fuego se apoderó rápidamente de toda el área, quemando inclusive, la ropa que llevaba puesta, que aún era de dormir.

Con lágrimas en los ojos por la pesadilla de recordar la escena, la profesional del derecho, que también imparte docencia en dos universidades, describió que salvó su vida gracias a la fortaleza que tuvo de escapar del fuego con su ropa en llamas, quemando su piel, que en el trayecto iba dejando partículas que se desprendían producto de las quemaduras.

Describió que al llegar al parqueo desde el cuarto piso, fue auxiliada por una vecina, quien la montó en su vehículo, donde también dejó parte de la piel y la llevó al centro de salud más cercano, donde según indicó, tampoco la querían recibir porque no llevaba consigo el seguro de salud ni dinero en efectivo, además del temor a que fuera a morir. Finalmente fue atendida, porque la persona que la llevó se responsabilizó de los gastos hasta que llegaron sus parientes.

Luego fue trasladada a la unidad de quemados del hospital Dr. Ney Arias Lora, permaneciendo allí por un mes en cuidados intensivos, más cinco meses en lecho.

Ramírez Díaz, lamentó que al día de hoy ni la Constructora Herrera S.R.L, que construyó el edificio que aloja el apartamento ni tampoco VIAL GAS S.R.L, que instaló el sistema de Gas Licuado de Petróleo (GLP) se hayan responsabilizado de la tragedia, por lo que mantiene una demanda contra ellas, a los fines de que puedan resarcir los daños.

Sobre el caso ya se han celebrado dos audiencias, y la próxima será el 22 de junio a las 9:00 de la mañana, en la Camara Civil del Tribunal de Primera Instancia del Distrito Nacional.

El edificio está ubicado en el Ensanche Ozama, Santo Domingo Éste, identificado con el # 9, del residencial Kaoma XVIII.

-- publicidad --