Sistema de salud del país en “cuidado intensivo” y sin cura

Sistema de salud del país en “cuidado intensivo” y sin cura

Sistema de salud del país en “cuidado intensivo” y sin cura

Santo Domingo.-Las vicisitudes por las que atraviesan las personas que tienen que ir a los hospitales públicos pareciera ser la historia de nunca acabar.

Representantes de distintos sectores de la salud explicaron por la difícil situación que atraviesa el personal para dar servicios de calidad en los centros asistenciales.

La razón es la falta de una mayor inversión en el renglón sanitario, que en la actualidad ni siquiera llega al dos por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

De ahí que varias entidades reclamen al Gobierno la inversión de un cinco por ciento del PIB, cuando la Organización Panamericana de la Salud recomienda un 6 %.

Al contar la situación de los médicos, de las enfermeras, del personal del Instituto Dominicano de Seguros Sociales, de los bioanalistas y de los pensionados, todos coincidieron en que el personal trabaja a “manos peladas” en medio de “escombros”, en ocasiones sin suministros médicos y mucho menos equipos que les permita ayudar al paciente que acude a buscar su salud.

46 años luchando

“Tenemos un país cuya salud es muy precaria, que dista mucho de lo que enunciara recientemente el presidente Danilo Medina en su rendición de cuentas el pasado 27 de febrero”, dijo Waldo Ariel Suero, presidente del Colegio Médico Dominicano (CMD).

El galeno dijo que cuando escuchó al Mandatario creyó que “vivía en otro país”, ya que llegó al extremo de comparar que “los hospitales a nivel nacional están funcionando igual que las clínicas privadas, ya que esto no es cierto”.

Precisó que habrá algunos tres o cuatro, de más de 150 hospitales, que “pudieran estar funcionando, sobre todo los recién inaugurados”.

waldo Airel Suero, presidente del Colegio Médico Dominicano.

waldo Airel Suero, presidente del Colegio Médico Dominicano.

Citó como ejemplo las precariedades por las que atraviesan los hospitales Moscoso Puello, Robert Reid Cabral, Maternidad Nuestra Señora de la Altragracia, el San Lorenzo de los Mina. “El primero tiene una consulta externa que no tiene agua para lavarse las manos y mucho nivel de hacinamiento”, dijo.

La intervención de los centros sanitarios, en sentido general, tiene un promedio de tres a seis años en proceso de remozamiento y aún no concluyen.

Dijo que los gremios tienen “46 años luchando por lo mismo, por la mejoría del sector, de la salud del pueblo, de la situación de los hospitales, de las enfermedades que se presentan, por mejoría salarial, por pensiones, por nombramientos”.

Destacó que no se puede hablar de mejoría de ningún indicador de salud.

“La mortalidad materna sigue siendo alta, de 106 por cada 100 cien mil nacidos vivos y la mortalidad infantil se mantiene alta, según información del PNUD, 27 por cada mil nacidos vivos” dijo.

Lamentó que la nación tenga la mortalidad más alta en enfermedades infectocontagiosas, como es el caso del dengue, que el año pasado fueron 103 casos. Indicó que solo en el hospital Rober Reid Cabral fallecieron nueve niños.

Añadió que la intención del Gobierno “es privatizar los hospitales, estamos al acecho para cuando vayan a inaugurar el Luis Eduardo Aybar”, pues no permitirán que se privatice.

En zozobra

Rafael Rodríguez Sandoval, vicepresidente de la Agrupación Médica Dominicana, relató que no existe ninguna comisión conformada por parte del Servicio Nacional de Salud (SNS) para agregar el Instituto Dominicano de Seguro Social (IDSS) a la Red de Prestadoras de Servicios del Ministerio de Salud.

Precisó que el SNS es un organismo burocrático “creador de empleos”, en vez de establecer los mecanismos para que el pueblo “pueda tener una mejor calidad en salud”.

“Hasta que el Gobierno no entienda que el 1.6 o el 1.8 que se invierte en salud no alcanzan, los hospitales pueden pasar a donde quiera y persistirá la problemática, pues el problema radica en que no hay inversión”, dijo.
Criticó que el director del SNS, Ramón Alvarado “lo único que hace es ir a los hospitales a desautorizar a los directores de cada centro y dice que va hacer esto y lo otro”.

Además tiene “en zozobra a todos los trabajadores, que son unos diez mil empleados del IDSS”.
Apuntó que el hecho de que el Gobierno haya querido remozar 56 hospitales “sin un criterio de prioridad, al mismo tiempo, ha disminuido la capacidad de los hospitales”.

Lamentó que los centros del IDSS solo tengan “equipos obsoletos, que no haya suministro de material gastable, que no hay reactivos en los laboratorios, y para colmo de males tengan que pedirle al paciente que compre una jeringuilla para poderle poner una inyección”.

Falta personal

Antonia Rodríguez, representante de las enfermeras, dijo que tienen 300 expedientes depositados en el Ministerio de Salud Pública que son de licenciadas y las autoridades solo dicen que no hay recursos para eso.

De acuerdo a un estudio que realizaron junto con la Organización Mundial de la Salud en 2013, hay un déficit de nueve mil enfermeras en el país. En cuanto a la situación de los bionalistas, alba Suriel dijo que necesitan más personal en esta rama.

Sobre los pensionados, Ana Daysi Rodríguez dijo que muchos no se han pensionado porque no tienen seguro.



Dayana Acosta

Dayana Acosta

Noticias Relacionadas