Sin enfrentamientos

73
Ana Blanco

Hay personas que discuten pocas veces. Para mí son las más inteligentes porque saben manejar las diferentes situaciones sin llegar al enfrentamiento. La gran mayoría siempre queremos imponer nuestro criterio, defenderlo contra viento y marea y sobre todo quedar por encima de los demás. Pero hay personas que analizan todo bien antes de hablar o de actuar y reaccionan casi siempre de una forma que evita llegar a la discusión.

Y eso no quiere decir que hagan lo que los demás quieren o que, por agradar a otros, no expresen su postura. No. Son esas personas que saben escuchar, reconocer lo que otros dicen y contestar de manera asertiva.

No es fácil, menos en estos tiempos en los que todos estamos bastante polarizados en los temas y vemos todo de dos colores, sin matices. Pero aquellas personas ecuánimes, capaces de opinar y actuar con tranquilidad, sin agresividad, manteniendo siempre una actitud conciliadora son, desde mi punto de vista, quienes tiene una mejor inteligencia emocional. Y eso no es algo con lo que se nace, es algo que hay que trabajar, nutrir y ante todo tener la actitud de querer lograrlo.

Quizá piensen que este tipo de personas son aburridas o incapaces de lograr un cambio, pero al final son los que de verdad alcanzan las cosas porque no pierden su energía hacia fuera o tratando de ganar o controlar, sino que la dedican a avanzar, entenderse con los demás, transmitir confianza y seguridad sin necesidad de pelear o atacar a su contraparte.
Trabajo cada día por lograr llegar a este punto.

Me queda camino por recorrer porque en mi caso todavía prima defender lo que pienso con vehemencia y en más ocasiones de las que quiero eso lleva a enfrentamiento. Pero trabajo para lograrlo.

-- publicidad --