Siete suicidas fueron los autores de 6 ataques en Sri Lanka que dejaron 290 muertos

0
1
El gobierno sigue la identificación de víctimas de la catástrofe con apoyo de expertos.

COLOMBO, SRI LANKA.-Las explosiones coordinadas del Domingo de Pascua que golpearon iglesias y hoteles de lujo en Sri Lanka fueron obra de siete atacantes suicidas, de un grupo armado srilanqués llamado National Thowfeek Jamaath, según dijo ayer un investigador del gobierno.

La mayoría de los ataques fueron obra de una persona, salvo el hotel Shangri-La de Colombo, donde se inmolaron dos personas. El análisis de los restos de los cuerpos de los agresores dejó claro que eran atacantes suicidas, afirmó Ariyananda Welianga, investigador forense.

Al menos 290 personas murieron y más de 500 resultaron heridas en los atentados, el episodio más violento en el país desde el fin de una devastadora guerra civil hace una década, indicó el portavoz policial Ruwan Gunasekara.

La policía investigaba los reportes de que las agencias de inteligencia de Sri Lanka habían recibido advertencias de posibles ataques, según dijeron las autoridades ayer.
Ministros del gobierno hablan de fallos de inteligencia.

“Algunos agentes de inteligencia estaban al tanto de este incidente. Por lo tanto hubo un retraso en la acción. Deben tomarse medidas serias sobre por qué se ignoró este aviso”, afirmó el ministro de Telecomunicaciones, Harin Fernando.

Las autoridades aun no han dicho quién creen que está detrás de los ataques.

Los Tigres de Tamil, otrora un poderoso ejército rebelde conocido por su empleo de atacantes suicidas, fueron aplastados por el gobierno en el año 2009 y no tenían un gran historial de ataques a cristianos.

El Ministerio de Exteriores indicó que se habían recuperado los cuerpos de al menos 27 extranjeros. Estados Unidos dijo que había “varios” estadounidenses entre los muertos.

Gran Bretaña, India, China, Japón y Portugal dijeron tener ciudadanos ente las víctimas.

El Gobierno informó que rendirá tributo hoy en un funeral oficial a las casi 300 víctimas que murieron.

Los incidentes

—1— Explosión
Murieron tres hijos de Anders Holch Povlsen, dueño de la firma Bestseller y uno de los hombres más ricos de Dinamarca.
—2— Destrucción
El ataque afectó tres hoteles de lujo y una iglesia de la capital.
—3— Proceso
Interpol apoya las investigaciones en el país.

-- publicidad --