Lunes, 22 de julio, 2019 | 7:48 am

Sermón de las Siete Palabras: Iglesia invita a luchar contra males sociales

El diácono Blas Bonilla Morfe leyó la Séptima Palabra. Foto: Jancarlos Martínez.
El diácono Blas Bonilla Morfe leyó la Séptima Palabra. Foto: Jancarlos Martínez.


SANTO DOMINGO.-El diácono Blas Bonilla Morfe concluyó la exposición del Sermón de las Siete Palabras que se caracterizó por duras críticas a los aprestos reeleccionistas y la debilidad institucional del sector justicia.

Bonilla, quien está adscrito a la Parroquia Inmaculada Concepción, exhortó a la ciudadanía a no desmayar ante la denuncia de los males sociales y encontrar la fuerza para hacerlo en el Espíritu que llevó a Jesús a encomendar su alma al padre.  

“Ese espíritu, es el mismo que te mueve a ti y a mí en estos momentos, a luchar contra las dificultades que estamos viviendo”, dijo Bonilla.

Citó la delincuencia, la corrupción, la impunidad y la inseguridad ciudadana entre las dificultades a enfrentar, además de, los feminicidios, la pobreza, las injusticias y el aborto.

Bonilla oró por aquellos que caminan en las calles con miedo ya que en cualquier momento pueden perder no solo sus pertenencias sino hasta la vida. También por sabiduría para dirigir a las autoridades en un Estado plenamente democrático y con independencia de poderes donde el culpable sea condenado y el inocente absuelto.

La iglesia hoy no celebra la Eucaristía, sino la Liturgia de la palabra que contiene cuatro partes: lecturas de la palabra de Dios, oración por los fieles, veneración de la cruz y la distribución de la comunión reservada en la noche anterior y que se dispondrá para celebrar el memorial de Jesucristo, muerto y resucitado en la solemne vigilia Pascual.

Fue notoria la ausencia de dirigentes políticos del oficialismo en la Catedral que estuvo repleta de fieles que conmemoraron la muerte de Cristo este Viernes Santo.

Los miembros de la corriente Rescate del PRD Guido Gómez Mazara y Tonty Rutinel estuvieron sentados en primera fila durante la exposición que se extendió por dos horas acorde a lo planificado por la Conferencia del Episcopado Dominicano.

Gómez Mazara invitó a la clase política que no asistió este año a la catedral a que por lo menos lea el contenido y haga conciencia pues “lo que aquí se ha expuesto desvela la realidad de nuestro país”.