SERMÓN DE LAS 7 PALABRAS: Situación creada por el Covid-19 debe "hacernos solidarios hasta el forro" - El Día Nacionales

SERMÓN DE LAS 7 PALABRAS: Situación creada por el Covid-19 debe «hacernos solidarios hasta el forro»

SERMÓN DE LAS 7 PALABRAS: Situación creada por el Covid-19 debe «hacernos solidarios hasta el forro»

sacerdote Juan B. Cordero dio lectura a la cuarta palabra.

SANTO DOMINGO.-El sacerdote Juan B. Cordero dijo hoy que la pandemia del Covid-19 deberá sacar lo mejor de cada persona, y «hacernos a todos solidarios hasta el forro de nuestra piel».

Al dar lectura a la Cuarta Palabra del tradicional Sermón de las 7 Palabras, el sacerdote destacó que hace poco, en muchos países, asustaba la idea de ser invadidos por los migrantes que salían en verdaderas hordas, por diversas razones, de sus países en busca de mejor suerte para poder vivir.

Empezaron proyectos de mega-ingeniería para levantar muros, para no ser invadidos, indicó.

«Resulta, que hemos sido invadidos y sometidos por algo que no esperábamos, un enemigo, invisible a simple vista y que verdaderamente es lo único que ahora mismo, se ha constituido más que una amenaza, en un verdugo inmisericorde e impredecible y de consecuencias inabarcables e insospechadas por mucho que hagan cálculos probabilísticos y proyecciones a corto y largo plazo para ponerlo a raya», reflexionó el sacerdote.

En su opinión, la situación creada en todo el mundo por la amenaza del coronavirus es «toda una lección de realismo y humildad».

Esta situación mundial, agregó el sacerdote, «nos está llevando a sacar ese poquito de mejor, que tiene el ser humano, echado en algún rincón del corazón y que vale más que todo».

«La solidaridad, ser solidarios hasta el forro de nuestra piel.  El reconocimiento, de que andábamos frenéticos y poseídos por una prisa neurótica, por una arrogancia y autosuficiencias insufribles, ese reconocimiento de que la vida, no es ganancia a costa de la lealtad, la sinceridad y la fidelidad, ese reconocimiento de haber incurrido en competencias desleales, prisas enfermizas, segundas intenciones, nos ha llevado a replantearnos, quienes somos y que somos en el mundo y en el universo», observó el padre Cordero.

Dijo que la humanidad es una familia global, células de un único y solo tejido.

«Por eso, nos damos cuenta de que no se trata en esta situación, de salvar mi piel, sino de hacerlo juntos», indicó.

Recordó que  Jesús ayudó a todo el que se acercó a él en busca de consuelo y salud.

Y señaló que no puede esperar misericordia de parte de Dios, quien no la practica haciéndose consciente de que el mismo, ha sido objeto de ella por parte de Dios.



German Marte

German Marte

Editor www.eldia.com.do

Noticias Relacionadas