Lunes, 22 de abril, 2019 | 4:01 pm

Sequía



Esta palabra, por sí sola, constituye una poderosa orden de alerta sobre el uso adecuado y racional del agua. Algo que debe llamarnos, a todos los dominicanos y en cada hogar, a una profunda reflexión.

En ese orden la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD) emitió una resolución de racionamiento del líquido. Eso implicó bajar el suministro a cuatro días. Además, planteó: “Los que reciben el servicio 4 y 3 días a la semana, lo recibirán dos días”.

No es para menos, ya que en este periodo de sequía y racionamiento del agua hemos visto los esfuerzos hechos por las autoridades acuíferas para mantener el servicio en todos los sectores del Distrito Nacional y la Provincia Santo Domingo.

La población también, en sintonía con la escasez, debe estar atenta a las pequeñas fugas, que sumando los cientos de los hogares dominicanos que tengan ese problema, se convierten en cientos de miles de galones de agua que se desperdician al día.

El agua para consumo humano, insistimos, debe ser de alta prioridad en los hogares dominicanos. Estamos atravesando una situación dramática en el país.

Eso debe llevar a la población dominicana a reflexionar sobre este fenómeno de sequía, pero a la vez, se trata de un periodo donde las autoridades deben acudir en el menor tiempo posible cuando se reporte una avería en espacios públicos y se produzca una fuga incontrolable del líquido.