Martes, 12 de noviembre, 2019 | 7:21 am

Seguridad en la frontera dominicana está en alerta máxima

Acción. Ministro de Defensa informó de un plan de contención de las Fuerzas Armadas ante una eventual entrada masiva de haitianos al país. Haití. Dimiten miembros comisión de diálogo.

Miles de haitianos asistieron ayer  a los funerales de personas  muertas en las manifestaciones.
Miles de haitianos asistieron ayer a los funerales de personas muertas en las manifestaciones.


SANTO DOMINGO.-El Cuerpo de Seguridad Fronteriza de República Dominicana está preparado para detener una eventual entrada masiva de nacionales haitianos en su territorio ante la crisis que vive el vecino país, donde se vienen desarrollando manifestaciones violentas desde hace semanas.

Así lo afirmó el ministro de Defensa dominicano, Rubén Darío Paulino Sem, que explicó ayer que en un esfuerzo conjunto entre las Fuerzas Armadas y las autoridades locales de cada una de las provincias fronterizas, se ha trazado una estrategia que pueda contrarrestar una migración multitudinaria de ciudadanos del vecino país.

“Lo más importante es involucrar a las autoridades locales de esas provincias para que tengan el conocimiento en caso de que surja una avalancha de personas hacia República Dominicana”, dijo Paulino Sem a la prensa tras participar en un acto por la llegada del buque hospital USN Comfort (T-AH 20) del Comando Sur de los Estados Unidos, que se encuentra en labor humanitaria en el país.

Varios legisladores se habían pronunciado ayer ante la situación de violencia que se vive en el país vecino, instando a las autoridades a tomar las medidas de lugar para que las revueltas que mantienen Haití prácticamente paralizado no desemboquen en una crisis migratoria para República Dominicana.

Las protestas en Haití se desataron el pasado 16 de septiembre, con el desabastecimiento de combustible como detonante, que se sumó a otros factores, como el desempleo, la inflación y la inseguridad creciente en las calles.

A pesar de que el presidente Moise hizo una rara declaración a la prensa este martes, en la que volvió a ofrecer diálogo a la oposición y trató de desvincularse de las causas de la crisis, los opositores han convocado para hoy una jornada de “levantamiento general de las masas populares y campesinas”, una manifestación que, según los organizadores, será multitudinaria.

Comisión de diálogo

En tanto, cuatro de los siete miembros de la comisión de diálogo designada por el presidente de Haití, Jovenel Moise, para hablar con la oposición presentaron ayer su dimisión por desacuerdo con el mandatario.

El ex primer ministro Evans Paul, líder de esa comisión, dijo que él y otros tres miembros de la comisión decidieron dimitir por las declaraciones que dio el martes Moise ante la prensa.

“Estoy en desacuerdo con el discurso que hizo el presidente ayer, que no nos facilita el trabajo. El presidente fue muy categórico al decir que no va a renunciar, aunque nos dijo que está listo para poner todo sobre la mesa del diálogo”, dijo Paul por teléfono. Además de Paul, presentaron su dimisión Liné Baltazar, Josué Pierre Louis y Jean Rodolphe Joazile, según aseguró el ex primer ministro.

Paul dijo que le cabe a Moise decidir si nombrará sustitutos para los cuatro miembros que han renunciado o si decidirá clausurar las actividades de la comisión.

Jovenel Moise anunció la creación de esta comisión el pasado 8 de octubre. Haití vive protestas a diario desde el pasado 16 de septiembre.

Protestas masivas

— Crisis
Las protestas masivas prácticamente han paralizado la economía y las actividades de muchas instituciones públicas de Haití, así como de escuelas y universidades, que permanecen cerradas desde hace un mes.