Viernes, 18 de octubre, 2019 | 4:18 am

Se requiere anticipar elecciones para salir de crisis en Nicaragua, según ONG

La crisis deja entre 317 y 448 muertos, 2.800 heridos y más de 400 desaparecidos.
La crisis deja entre 317 y 448 muertos, 2.800 heridos y más de 400 desaparecidos.


Managua.- Para salir de la crisis sociopolítica que atraviesa Nicaragua -desde el pasado 18 de abril y que ha causado centenares de muertos- es necesario adelantar las elecciones, de acuerdo con un análisis del organismo cívico Movimiento por Nicaragua (MpN), divulgado este sábado.

Según ese organismo, crítico con el Ejecutivo, es necesario la celebración de elecciones anticipadas “como primera etapa de la transición política para la solución inmediata, integral y democrática a la grave crisis que vive Nicaragua como producto de la brutal represión desatada por el actual Gobierno” del presidente Daniel Ortega.

La crisis deja entre 317 y 448 muertos, 2.800 heridos y más de 400 desaparecidos, de acuerdo con datos de organismos humanitarios internacionales y locales, mientras el Gobierno reconoce 198 fallecidos y denuncia un intento de golpe de Estado.

Las protestas contra Ortega comenzaron el 18 de abril pasado por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso de poder y corrupción.

Para el MpN, la decisión de acordar el anticipo de las elecciones se debe tomar en el diálogo nacional que permanece suspendido desde junio pasado.

La Conferencia Episcopal de Nicaragua actúa como testigo y mediadora en el diálogo nacional para superar la crisis entre el Gobierno y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

El presidente Ortega ha calificado a los obispos de “golpistas” y cómplices de las fuerzas internas y de los grupos internacionales que, a su juicio, actúan en Nicaragua para derrocarlo.

El 7 de junio, la Conferencia Episcopal propuso a Ortega que adelantara a marzo de 2019 las elecciones fijadas para 2021 y que renunciara a presentarse a la reelección, pero el presidente lo rechazó y opinó que la propuesta mostraba que los obispos estaban “comprometidos con los golpistas”, según dijo el 19 de julio.

Tanto la Organización de Estados Americanos (OEA) como diferentes sectores de la sociedad de Nicaragua han recomendado a Ortega adelantar para marzo de 2019 las elecciones de 2021, para acabar con la crisis de forma pacífica, pero hasta el momento no han tenido éxito con esta sugerencia.

Para el organismo cívico nicaragüense, las elecciones deberán ser dirigidas y administradas por un Consejo Supremo Electoral integrado por personas de reconocida moralidad y apego a la Constitución y a las Leyes.

Por otro lado, el MpN exigió “la libertad inmediata de todos los presos políticos y el cese de la brutal represión contra nuestro pueblo nicaragüense”.