Viernes, 19 de abril, 2019 | 11:15 am

¿Se queda o se va?



Es un asunto de formalismo para que Luis Mejía Oviedo sea instalado este sábado como miembro del COI (Comité Olímpico Internacional), organismo que rige el deporte olímpico del mundo conformado por comités de 206 naciones.

Es una distinción individual y para el país que sólo otro dominicano ha ostentado, el fenecido Roque Napoléon Muñoz (Polón), quien ocupó el puesto entre 1983 y 2008.

No es incompatible la membresía en el comité ejecutivo del COI con el de la presidencia del COD (Comité Olímpico Dominicano), pero de todas formas surge la pregunta, ¿se repostulará Luisín el año próximo? En una “peña olímpica” en la que participé recientemente algunos argumentaban que Mejía Oviedo debe seguir, “con más fe”, al frente del COD, como una forma de promover el deporte dominicano y a la vez afianzar su liderazgo en el continente americano.

Otros señalaban que su presencia en el COI le ocuparía mucho tiempo (viajes y gestiones) y que además era una buena oportunidad para abrir paso a una nueva generación dirigencial.

Ese será un buen tema de debates para los próximos meses, mientras tanto demos la bienvenida este domingo al nuevo “jefe olímpico universal”. ¿Me pasé?

Renaldo Bodden

Publicidad