Lunes, 27 de mayo, 2019 | 7:45 am

Se equivocó de casa y se acostó con enorme perro

La dueña expresó sorpresa porque el perro no ladró.
La dueña expresó sorpresa porque el perro no ladró.


Un borracho de Año Nuevo corrió con suerte de no despertar en las garras de un mastín de 150 libras. Lynn Sarver, una residente de Waukesha, Wisconsin, encontró el martes a un extraño en la sala de su casa.

El sujeto dormía en la cama de su perro. El hombre cooperó con la Policía y no fue arrestado. Los agentes lo llevaron a su casa.