Se entrega exteniente mató a dos mujeres en La Zurza

Se entrega exteniente mató a dos mujeres en La Zurza

Juan Ramón Araujo (a) Negro, homicida.

SANTO DOMINGO.-Se entregó este mediodía a las autoridades un exoficial acusado de asesinar a dos mujeres el pasado martes en el barrio La Zurza de esta Capital.

Juan Ramón Araujo (a) Negro, de 60 años, se entregó a través del programa “El Show del Mediodía”, de la planta televisora Color Visión, ante los miembros de la Dirección Central de Investigación (DICRIM) y miembros del Ministerio Público.

Al momento del apresamiento, entregó de manera voluntaria la pistola usada en el hecho donde perdieron la vida Aracelys Manzueta Santiago, de 36 años, y Vanesa Antigua Mejía, de 25, y con la que fue herido José Manuel Ureña, de 35.

Según vecinos del lugar, Aracely Manzueta Santiago, y su amiga, Vanesa Antigua Mejía, de 26, compartían en la casa de la primera, ubicada en la calle Héctor Pérez, del referido lugar, cuando fueron agredidas por Araujo.

Según familiares de una de las mujeres, el exagente actuó en compañía de su hijo Alex Araujo.

Vanesa residía en Cristo Rey, pero fue al lugar a visitar a su novio, José Manuel Ureña Manzueta, quien resultó herido de bala durante un forcejeo con Ramón.

Ureña Manzueta está ingresado en el hospital Ney Arias Lora, en Villa Mella, Santo Domingo Norte, de acuerdo al informe del padre de Aracely, Efraín Manzueta.

Efraín aseguró que entre su hija y una vecina, a la que identificó como Indhira Araujo, hija de Ramón, existía un conflicto porque, según afirmó, ésta «vivía molesta por el progreso de Aracely».

«Todo ese problema inició con un audio que un hijo de Indhira le envió a Aracely, lo que luego provocó una pelea en la que una nieta mía (hija de Aracely) resultó con un brazo roto, por lo que fue detenida por la Fiscalía, donde luego un juez ordenó su libertad», dijo Manzueta.

El hecho ocurrió a las 8:00 de la noche del martes mientras las víctimas escuchaban música cristiana en la azotea de la vivienda de Aracely, ubicada frente a la residencia de los victimarios.

En la azotea se observó sangre de las dos mujeres asesinadas, así como destrozos de las sillas donde ambas estaban sentadas.

Aracely trabajaba en la Cooperativa de Maestros, mientras Vanesa laboraba en la clínica Cruz Jiminián, donde fue llevado Ureña en estado grave tras recibir un disparo, de acuerdo al informe.



Joan Vargas

Joan Vargas

Noticias Relacionadas