Jueves, 23 de mayo, 2019 | 1:17 am

Relaciones de Gobierno e Iglesia se ponen tensas

Defensa. Oficialistas hicieron frente a las acusaciones de los sacerdotes. Ambiente. Abinader y Finjus las respaldaron.

Francisco Ozoria, arzobispo de Santo Domingo,  conversa con Danilo Medina y esposa. archivo
Francisco Ozoria, arzobispo de Santo Domingo, conversa con Danilo Medina y esposa. archivo


SANTO DOMINGO.-Las relaciones del gobierno con la Iglesia católica se han tensado en los últimos días, luego de que tanto el arzobispo de Santo Domingo, Francisco Ozoria, como los sacerdotes que participaron en el “Sermón de las Siete Palabras” formularan críticas a la gestión gubernamental, destacando la debilidad institucional que vive el país.

Muchas personas vinculadas al oficialismo utilizaron el Triduo Pascual para atacar la calidad moral de la Iglesia.

El punto de partida se produjo cuando el vocero de la Presidencia, Roberto Rodríguez Marchena, reprodujera en sus redes sociales una información de que en Estados Unidos, un país protestante, la feligresía se ha reducido.

Aunque no hizo ninguna referencia a las críticas vertidas por sacerdotes a una posible reforma constitucional para restablecer la reelección y a otras críticas sociales, muchos conocidos defensores de la reelección y adeptos al oficialismo empezaron a reproducir informaciones sobre casos de pedofilias en que han estado envueltos sacerdotes. Incluso, alguno criticó que la Iglesia esté contra la reelección cuando el Papa es vitalicio.

Para Servio Tulio Castaños Guzmán, vicepresidente Ejecutivo de Finjus, el contenido del sermón de las Siete Palabras representa un grito de alerta dirigido a todos los responsables de instituciones del Estado, lo mismo que a quienes orientan a la sociedad desde sus respectivas obligaciones u oficios, “para que hagamos conciencia de la urgencia e importancia de encarar con seriedad cada uno de los problemas que enunciaron los sacerdotes católicos”.

Expresó que lo que más le preocupó del sermón fue las referencias a la crisis en la calidad de la democracia.
De su lado, el aspirante presidencial por el Partido Revolucionario Moderno Luis Abinader respaldó el llamado de la Iglesia sobre la crisis social y quiebra institucional que vive el país.

Dijo que se hace necesaria y urgente la concentración de una amplia unidad política y social, basada en un serio compromiso de valores.

“Es pertinente reiterar nuestra advertencia sobre la desestabilidad e ingobernabilidad que provocaría un intento de imposición que mancille la Constitución”, dijo.

Más del sermón

—1— Justicia
Los sacerdotes expresaron que la Justicia en el país parece ser selectiva, solo para algunos.
—2— Educación
Deploraron la deserción en las escuelas a causa de embarazos en jóvenes.
—3— Corrupción
La justicia no cumple su papel, y a veces se deja amedrentar y manipular por unos pocos.