Reino Unido refuerza a Ucrania para la guerra

Reino Unido refuerza a Ucrania para la guerra

Reino Unido refuerza a Ucrania para la guerra

Londres.-El Reino Unido está cerca de completar la entrega de en torno a 1,000 misiles tierra-aire al Ejército de Ucrania capaces de interceptar drones y misiles de crucero, informó ayer el ministerio británico de Defensa.

El nuevo material, cuyo envío anunció Londres en octubre, responde a “las peticiones por parte de Ucrania para mejorar sus capacidades de defensa aérea”, detalló Defensa en un comunicado.

Los misiles tierra-aire jugarán un “papel vital” en la lucha del Ejército ucraniano contra la invasión rusa y facilitarán la “protección de infraestructuras” en el país, agregó.

El ministro británico de Defensa, Ben Wallace, que hoy se reunió con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, recalcó que este material “ayudará a que Ucrania contrarreste la amenaza ilegal contra sus infraestructuras nacionales críticas”.

Wallace y Stoltenberg visitaron la base de entrenamiento Lydd Army Camp, en el sureste de Inglaterra, donde el Reino Unido ha adiestrado hasta ahora a más de 7,400 soldados ucranianos.

Actualmente, 1,900 efectivos de las Fuerzas Armadas de Ucrania continúan formándose en la base británica antes de sumarse al frente de batalla en su país.

El Reino Unido anunció que planea entregar 25,000 equipos preparados para soportar el “frío extremo” de este invierno en Ucrania, 20.000 sacos de dormir y 150 tiendas de campaña con aislamiento térmico.

Negociación de la ONU
En tanto, dos altos cargos de la ONU se reunirán el próximo viernes en Ginebra con una delegación rusa para tratar de extender el acuerdo para la exportación de cereal ucraniano por el de Mar Negro y facilitar las ventas de alimentos y fertilizantes desde Rusia, según anunció ayer la organización.

El jefe humanitario de Naciones Unidas, Martin Griffiths, y la secretaria general de la Conferencia de la ONU sobre Comercio y Desarrollo, Rebeca Grynspan, estarán en la ciudad suiza para participar en estas conversaciones, explicó un portavoz.

El acuerdo del de Marzo Negro, que se firmó el pasado 22 de julio y ha permitido la salida de millones de toneladas de grano de puertos ucranianos, puede terminar el próximo 19 de noviembre si alguna de las partes se opone a su continuidad.

Crítica de Rusia
En los últimos meses, Moscú ha expresado en varias ocasiones su descontento con la implementación de este pacto y con el acuerdo paralelo para facilitar sus exportaciones de alimentos y fertilizantes y ha amenazado con ponerle fin.

A finales de octubre, Rusia suspendió temporalmente su participación en este convenio tras un ataque con drones contra su flota, pero la retomó poco después tras recibir garantías de que el corredor no se usará con fines militares.

La Organización de las Naciones Unidas, por su parte, insiste en que mantener vigente este acuerdo es vital para la seguridad alimentaria a escala global y lleva tiempo trabajando junto a Turquía para tratar de garantizar una prórroga y, a ser posible, una ampliación.

Propuesta del bloque
La Comisión Europea presentó formalmente ayer su propuesta para transferir 18.000 millones de euros en créditos con condiciones muy favorables a Ucrania a lo largo de 2023, a pesar de que el Gobierno de Hungría ha amenazado con bloquear la iniciativa.

El Ejecutivo comunitario obtuvo ayer el respaldo político de la mayoría de países del club en la reunión de ministros de Finanzas de la UE (Ecofin) para una medida que necesita el visto bueno de todas las capitales para salir adelante, puesto que implica nuevas emisiones conjuntas de deuda avaladas por el presupuesto comunitario.

En estos 18.000 millones estarían incluidos 3.000 millones de euros que quedan por aprobar del primer paquete de ayuda macrofinanciera (9.000 millones de euros en total) que la UE prometió entregar a Ucrania este mismo año.

Contra la guerra

— Teherán
El presidente iraní, Ebrahim Raisí, que se opone a la guerra, abogó ayer por el fin del conflicto entre Rusia y Ucrania al tiempo que aclaró que Teherán y Moscú quieren ampliar sus lazos estratégicos en diversos campos.



EFE

Noticias Relacionadas