Rebeldes sirios evacúan su último bastión en Homs

Rebeldes sirios evacúan su último bastión en Homs

Rebeldes sirios evacúan su último bastión en Homs

HOMS, Siria.-Centenares de civiles e insurgentes comenzaron el miércoles la evacuación del último bastión controlado por la oposición en la ciudad siria de Homs, como parte de un acuerdo local con las fuerzas del gobierno que recuperaría el control de toda la ciudad.

Miles de insurgentes se habían refugiado en el distrito de Waer, donde las fuerzas del gobierno mantenían un sitio desde hacía casi tres años y permitían la entrada de alimentos sólo de forma esporádica.

El gobernador de Homs, Talal Barazzi, le dijo a The Associated Press en las afueras de Waer que 272 combatientes y 447 civiles dejaron el distrito el miércoles durante un operativo de evacuación presidido por Naciones Unidas.

Una vez concluida la evacuación, el gobierno recuperará control total de la ciudad de Homs, alguna vez apodada “la capital de la revolución”. El acuerdo es similar al alcanzado en la Ciudad Vieja de Homs de mayo de 2014.

Allí, el gobierno asumió el control del barrio después de que unos 2.000 rebeldes recibieran paso franco hasta zonas en manos de la oposición al norte de Homs. El área quedó destruida y miles de civiles murieron o se vieron obligados a huir y los rebeldes sólo se rindieron tras verse hambrientos y superados en potencia de fuego.

La comunidad internacional trabaja en su iniciativa más seria hasta ahora para mediar un alto el fuego y conversaciones de paz para poner fin al conflicto iniciado en 2011. Muchos esperan que estos acuerdos puedan repetirse en toda Siria para crear zonas en paz y un clima que conduzca a conversaciones para formar un gobierno de transición.

En la capital saudí, Riad, varios grupos opositores y facciones rebeldes tenían previsto reunirse el miércoles en un esfuerzo de crear un frente unido antes de las conversaciones de paz propuestas con el presidente sirio Bashar Asad.

La comunidad internacional trabaja en su iniciativa más seria hasta ahora para mediar un alto el fuego y conversaciones de paz para poner fin al conflicto iniciado en 2011.

La comunidad internacional trabaja en su iniciativa más seria hasta ahora para mediar un alto el fuego y conversaciones de paz para poner fin al conflicto iniciado en 2011.

Un acuerdo de paz acordado el mes pasado entre 20 países durante una reunión en Viena, fijó como fecha límite el 1 de enero para iniciar las negociaciones entre el gobierno de Asad y los grupos de oposición. En el lugar había personal de Naciones Unidas y la Media Luna Roja para supervisar el cumplimiento del acuerdo, que incluye que se transporte a los hombres armados a zonas más al norte, en Hama y la provincia de Idlib.

Entre ellos hay miembros de la rama siria de Al Qaeda, el Frente Nusra, y una gama de extremistas y rebeldes más moderados que combatían por derrocar al presidente Asad. No se permitió a los periodistas acercarse a los civiles y milicianos evacuados.

Un reportero de AP vio desde lejos a hombres armados que subían a autobuses, con el rostro cubierto para evitar su identificación.

Las ventanas del autobús se cubrieron con telas, pero se veía a varios hombres armados asomándose a través de ellas.

Un convoy de al menos 10 autobuses blancos con los civiles y siete autobuses verdes con los hombres armados salieron de Waer más tarde el miércoles. Un vehículo de Naciones Unidas y una camioneta descubierta del ejército sirio con una ametralladora circulaban entre cada autobús de civiles, mientras que vehículos de la ONU y de la Media Luna Roja escoltaban cada autobús de combatientes.

“Con este acuerdo, Homs será ahora un lugar seguro libre de armas y hombres armados”, afirmó Barazzi.

El pacto también estipula que el gobierno libere a un número no especificado de prisioneros de las cárceles sirias, así como la liberación de algunos civiles y milicianos secuestrados por los hombres armados en Waer.



Avatar

AP

Noticias Relacionadas