Martes, 18 de junio, 2019 | 5:18 pm

Rafael Ovalles, periodista que se granjeó el éxito

Su compromiso hoy es dirigir con eficiencia el Infotep y demostrar que puede ser un gran gerente

Untitled-1


Santo Domingo.-Es de los pocos hombres que no revelan su edad cronológica, “se frisó a los treinta”, porque teme que lo saquen del mercado laboral o que sus compañeros de generación lo sacrifiquen dándole a conocer la suya.

La forma jocosa y jovial de Rafael Antonio Ovalles Rodríguez muestra al instante la personalidad de un periodista que, por la visión emprendedora y afán de “ganarse honradamente unos chelitos extras” para mejorar su calidad de vida, incursionó en las relaciones públicas, producción de televisión, teatro, empresario artístico y finalmente en política.

Desde esta última faceta fue designado en septiembre 2014 director general del Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (Infotep), pero antes de alcanzar este peldaño recorrió una larga trayectoria, que puede servir de ejemplo de superación a profesionales, no sólo de su área.

Cercanía al Presidente

En la búsqueda de nuevos espacios, se insertó en las relaciones públicas y la televisión y aunque le gustaba la política como ciencia no pensó involucrarse en ella y que esta se convirtiera en una pasión. Fue así como hace nueve años conoció y empezó a trabajar en la campaña interna del presidente Danilo Medina junto a su esposa Cándida Montilla de Medina.

“Perdimos en una primera ocasión y en vez de arrinconarnos lo que hicimos fue que salimos en la búsqueda y capatación de nuevos simpatizantes dentro y fuera del partido”.

Trabajó en el periodo de “silencio” en que entró Medina, hasta que llegó el triunfo del Presidente en 2012. Ahí asumió el cargo el subdirector de Prensa del Palacio Nacional, donde permaneció dos años, hasta que entendió que agotó su aprendizaje y decidió buscar nuevas experiencias.

“Un día le planteé al Presidente porqué no me daba la oportunidad, que podía hacerlo no sólo como periodista, sino como gerente.

Al principio como que no estaba de acuerdo y cuando me di cuenta le pedí que confiara en mí y que podía darle apoyo a doña Candy. Me dijo: No hay ninguna institución y comenté que me encargaría de buscarla… hasta que encontré el Infotep”.

Origen e inicios

Oriundo de Moca, no esconde su emoción y orgullo al dar a conocer que su padre Rafael Ovalles era un humilde chofer que le dejó como legado la honestidad, principios y trabajo, mientras que su madre Francisca Rodríguez fue el ser más sano y especial.

Estudió en la Universidad Autónoma de Santo Domingo en 1984, donde alcanzó el título de Técnico en Periodismo, luego de Licenciado en Comunicación Social.

En el último semestre de esta carrera conoció junto a Arismendi Calderón al reconocido periodista Juan Bolívar Díaz, quien les abrió las puertas a ambos en el “Nuevo Diario”, donde empezó como reportero.

Después laboró en “El Nacional”; fue editor de Espectáculo de los desaparecidos periódicos “El Siglo” y “La Nación”; trabajó en “ La Información”, cubriendo todas las fuentes, excepto deportes.

Dirigió la Revista Semana y “Qué Pasa”.

Del tiempo que le tocó trabajar en “El Nacional” con el veterano director Radhamés Gómez Pepín, remembró con agrado y entre risas cuando este lo veía llegar trajeado y le decía: “Ovalles, vete para Gualey”… y de inmediato le replicaba: “Pero así… (refiriéndose a su fino vestuario), y cuando iba en jeans “de tíguere” lo enviaba al Palacio Nacional.

Edilí lo impulsó a ser empresario artístico

Casado con la cantante y actriz Edilí Pichardo, que ha sido uno de sus motivos de inspiración, un día la escuchó cantando y le dijo: “Pero tú puedes cantar…”, así se inició ella en ese quehacer.

Igual, cubriendo una actividad en el Teatro Nacional escuchó que buscaban una actriz y preguntó sobre las características, y dijo: “Edilí puede ser actriz”, le preguntaron que si había trabajado y de inmediato respondió: “Es buenamoza, inteligente, abogada y ella va a aprender todo”.

Desde entonces empezó con la exitosa obra “Sólo el amor y la luna traen fortuna”, convirtiéndose Ovalles en su productor y a partir de la tercera obra se propuso ser empresario artístico, oficio que ha dejado de lado temporalmente para dedicarse de lleno a su nuevo rol.