Rafael Devers se convierte en bateador muy oportuno

Rafael Devers se convierte en bateador muy oportuno

El dominicano Rafael Devers demuestra gran avance como bateador, ayudando a Boston a ser un equipo sorpresa este año.

Boston.-El dominicano Rafael Devers tiene todas las razones para estar feliz en este momento. Los Medias Rojas actualmente poseen el mejor récord de todo el béisbol (22-13) y él mismo está desarrollando una gran campaña.

A sus 24 años, Devers se ha afianzado como un bateador que siempre da la cara en momentos claves para los Medias Rojas.

Los oponentes han tratado de desconcentrar al antesalista en situaciones importantes, pero Devers no deja que el momento afecte su mentalidad. Una de sus reacciones puede ser simplemente reírse.

Devers ha brillado en situaciones importantes, tanto al bate como con el guante. Además, lo ha hecho con tanta facilidad que su piloto solamente puede sonreír, especialmente porque puede disfrutar de las victorias que vienen con esa clase de desempeño. “Le encanta jugar béisbol”, señaló el dirigente Alex Cora.

“Siempre está contento y me dice, ‘¿Por qué estar molesto o enojado? Estoy jugando pelota. Gano bastante dinero y doy jonrones’. No me opongo a esa filosofía. Siempre está relajado. Le encanta jugar”.

Mejoría de Boston
Se suponía que los Medias Rojas de 2021, según muchos miembros de los medios y «expertos» en béisbol, no serían un buen equipo esta temporada.

Aquellos en la alineación de Boston, sin embargo, aparentemente nunca recibieron ese memo.

En la victoria del domingo 4-3 sobre los Orioles en Baltimore, Devers fue responsable de dos importantes batazos.

Hablando con los medios después del partido, el antesalista explicó por qué nadie en el clubhouse de Boston se ha sorprendido por el éxito del club durante el último mes. “Creemos el uno en el otro como equipo.

Son ustedes los (periodistas) los que no creen en nosotros. Pero en este clubhouse, esto equipo, creemos en los demás y sabíamos que éramos un buen equipo”.

Espectacular

— Expectativas
“Rafael Devers es bueno, pero podría ser incluso mejor”, es sin duda una conclusión divertida, pero lo que es más interesante es profundizar en cómo ha ido mejorando año tras año con Boston.



Avatar

Agencias