Martes, 17 de septiembre, 2019 | 3:37 pm

Quienes vierten en ríos Ozama e Isabela deberán usar planta tratamiento

Demanda. Piden más inversión porque el 75% agua se pierde por infiltración, condensación y escorrentía. Capacidad. Agua en RD es 32 mil millones de metros cúbicos y en sequía se reduce a 6 mil.

Eliseo González, Fidel Sánchez,  Carmen L. Victoria, José Luis Corripio Estrada, Alejandro Montás, Yojanny Pimentel y Ulises García.   Carolina Fernández
Eliseo González, Fidel Sánchez, Carmen L. Victoria, José Luis Corripio Estrada, Alejandro Montás, Yojanny Pimentel y Ulises García. Carolina Fernández


SANTO DOMINGO.-Las 254 empresas que vierten desechos químicos y de otras índoles en los ríos Ozama e Isabela tendrán que conectarse a la nueva planta de tratamiento Mirador Norte La Zurza o de lo contrario establecer las suyas para evitar la contaminación en esos afluentes.

Esa medida la confirmó el director de la Corporación de Acueducto y Alcantarillados de Santo Domingo, Alejandro Montás, tras especificar que dicha planta, con capacidad de procesar 1.2 metros cúbicos de agua por segundo, unos 27 millones de galones diarios, estará lista a finales julio o principios de agosto.

La misma impactará a unas 450 mil personas de unos 37 barrios del Gran Santo Domingo, y una vez entre en función se dará un plazo a las empresas para que se regularicen.

“Vamos a obligarlas a construir sus plantas si no se conectan, bajo el esquema y autoridad que nos da la Ley 498-73, como lo prevé esa normativa y el Inapa, porque no podemos permitir que ese impacto medio ambiental sobre el Ozama e Isabela continúe”, dijo Montás.

El funcionario de la CAASD señaló que tienen que recuperar parte de sus funciones y la inversión de esa planta, de unos RD$6 mil millones, que implica la recuperación de esas cuencas. La obra está terminada en un 80%, equipada, y solo faltan obras complementarias, como el puente de La Zurza, para pasar la tubería de 48 pulgadas.

En otro orden, dijo que asumirá el asfaltado de las calles del Gran Santo Domingo irrumpidas por esa entidad en la instalación de nuevos acueductos, remodelación y correcciones de fugas, a un costo de RD$400 millones.

Montás habló en el Almuerzo Semanal del Grupo de Comunicaciones Corripio, acompañado de Carmen Lourdes Victoria, subdirectora, y Ulises García, director de la Unidad Ejecutora de Proyectos de la CAASD. También participaron Eliseo González, gerente Planificación del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, y Yojanny Pimentel, subdirectora del Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados, quienes hicieron una radiografía del sector y coincidieron en la necesidad de que se haga una inversión de por lo menos de 2 o 3 mil millones de pesos en la construcción de presas para asegurar con visión de futuro el recurso agua.

Sequía extrema

Eliseo González manifestó que se requiere eficientizar los sistemas de riego, porque cerca del 75 por ciento del agua en ese renglón no se aprovecha, debido a la mala conducción, la distribución y por baja aplicación. El gran reto que tienen es buscar el financiamiento y que se tribute por energía para dar un gran salto en el manejo del líquido.

González afirmó que actualmente se está bajo el impacto de una sequía extrema, se tiene una capacidad de embalse de unos mil 830 millones de metros cúbicos de almacenamiento, pero en estos momentos solo se tienen 450 millones de metros cúbicos, un 30 por ciento.

“Apenas tenemos 180 metros cúbicos por persona en capacidad de almacenamiento en todas las presas y ningún país desarrollado tiene de menos 3 mil por persona, España tiene diez mil por persona”.

Advirtió que el efecto de la sequía será cada vez más frecuente y fuerte, por el incremento de la temperatura, y verificado en casi 50 años en toda la geografía, lo que representa una pérdida de agua de casi un 5% y una baja similar de agua para los cultivos.

Acueductos afectados

“Actualmente el Inapa, en las 25 provincias donde maneja 262 acueductos entre peri urbanos y urbanos, sin los rurales, con los que estamos produciendo cuatro mil millones de metros cúbicos, tenemos unos 24 sistemas afectados de los 262, y seis por inundaciones”, detalló Yojanny Pimentel.

Esa situación los ha obligado a implementar diversas acciones.

Cuentan con un plan de emergencia para mitigar las afectaciones, como son las correcciones de averías, y lo que más ha impactado es la distribución de agua potable, con 33 camiones en la Línea Noroeste y 55 en el suroeste. Igual, han rehabilitado unas 15 plantas potabilizadoras de agua.

Cada entidad del sector detalló parte de las acciones implementadas para mejorar el servicio.

Exhortación

Los representantes del área llamaron a que se dé un uso racional al líquido. Alegan que la gente no valora el recurso hasta que le falta. En el Gran Santo Domingo el 85 ciento la recibe más de cuatro días a la semana.

Panorámica
—1— Ley de agua
Cursa en el Congreso desde hace 20 años, permitirá establecer roles de ese recurso.
—2— Recaudación
En tres años el Inapa incrementó las recaudaciones de RD$300 millones anuales a 700.
—3— Riego
El Indrhi se inició con 150 mil hectáreas bajo riego, hoy hay 300 mil que garantizan autosuficiencia alimentaria.

A Montás le preocupa el agua de Naco

Monitoreo. Cuestionado sobre consumo de agua soterrada, Montás dijo que cada vez que construyen un sistema de pozos se asegura que esta sea tratada y monitoreada.

“Hay una vigilancia, no se sirve sin monitoreo y tiene que cumplir con estándares, lo que se evidencia en clínicas y hospitales”, indicó. Dijo que son responsables a nivel privado de esas estructuras y aunque sean hechas por particulares se les hacen pruebas de laboratorio.

Reveló que en Naco, donde se iniciaron las primeras perforaciones, es donde mayor contaminación del agua se registra.

“Es un problema que habrá que intervenir con urgencia, hacer una transformación”. Allí se ha registrado una gran densidad poblacional y se perforaron filtrantes al lado de sépticos.