Jueves, 20 de junio, 2019 | 9:18 am

“Quien pierde honradez no tiene más que perder”

Influencia. Ángel Gomera atribuye a sus padres su éxito. Inicios. Cultivó liderazgo desde joven en Elías Piña.

Ángel  Gomera
Ángel Gomera


SANTO DOMINGO.-Los consejos y el legado de sus padres influyeron en Ángel Gomera para esforzarse desde temprana edad en perseguir el progreso sin desviarse del camino de la seriedad y la honradez.

Nacido en el seno de una humilde familia en Comendador, Elías Piña, Gomera narra que vio transcurrir su niñez dentro de una comunidad conservadora y preocupada por cómo debía ser la actuación de los jóvenes.

Señala que el hecho de que su vivienda estaba ubicada justo al lado de una iglesia le brindó la oportunidad de obtener aprendizaje sobre cómo socializar en cuanto a la conformación de liderazgo.

“Empecé como monaguillo, fui catequista de la pastoral juvenil y de ahí me seleccionaron para representar las diócesis de San Juan, Elías Piña y el club Gregorio Luperón, lo cual me sirvió de base para fortalecer el acervo cultural”, recordó.22/10/2018 ELDIA_LUNES_221018_ Nacionales16

Único hijo fruto del matrimonio de Miguel Nicolás Gomera y Seferina Peralta Encarnación, asegura fue marcado por el ejemplo de honestidad y honradez, lo cual asegura lo lleva como punta de lanza.

Estudios y política

La enfermedad terminal que padeció su padre, obligó a Ángel a tomar una decisión sobre qué carrera estudiar, ya que debía escoger una que pudiera garantizar el sustento al momento de su deceso.

“Yo tenía inclinación por las matemáticas y quería estudiar Arquitectura o Ingeniería. El sueño de mi padre era ver a su hijo abogado, pues él trabajó en el Juzgado de Instrucción, pero el mío era ser ingeniero. Sin embargo, como homenaje póstumo a él decidí estudiar Derecho”, manifestó.

Tras el fallecimiento de su padre, Ángel Gomera se trasladó hasta la casa de unos tíos en el sector Guaricanos, en Santo Domingo Norte para iniciar sus estudios.

Añadió que gracias a su índice académico, fruto de su esfuerzo en los primeros años en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), recibió una beca de estudio-trabajo, iniciando sus labores en la finca experimental de engombe, obteniendo así el sustento para culminar su carrera.

En la política

Gomera germinó su semilla política en su paso por la UASD, integrándose a la organización Vanguardia Estudiantil Dominicana (VED), atraído por la disciplina y los ideales de Juan Bosch, para luego sumarse al Partido de la Liberación Dominicana (PLD), donde en la actualidad es dirigente.

Tras graduarse de Derecho en 1996, Gomera ejerció su carrera por un tiempo y pasó al tren gubernamental a través del Instituto Dominicano de Seguros Sociales, para luego pasar a la oficina Nacional de Construcción y después ser el director de la oficina Nacional de Zonas Francas.

Con el regreso al poder del PLD en 2004, el dirigente político fue colocado en el Gabinete de Políticas Sociales, desempeñándose como gerente en el Gran Santo Domingo del Sistema Único de Beneficiario (Siuben).
Con experiencias acumuladas, Gomera llegó al Congreso con el apoyo de su partido y los comunitarios de Guaricanos, gracias a los trabajos sociales que desarrolló allí.

“Al lanzarme mi experiencia no fue muy buena a lo interno del PLD, ya que las encuestas me daban un 14.º lugar. Luego el Comité Político evaluó que en virtud de que la mayoría de los candidatos eran de Sabana Perdida se necesitaba representación de Villa Mella y Guaricano, recibiendo la oportunidad de ser candidato, resultando ser el más votado”, resaltó el dirigente político.