Que se amplíen las pesquisas

34

Quien crea que las irregularidades solo existen en la Federación de Fútbol, detectadas tras las investigaciones de la Federación Internacional, se equivoca “medio a medio”, porque en manos de las autoridades existen elementos más que suficientes para someter a muchos otros a los tribunales.

Si bien es verdad que los inconvenientes económicos eran más profundos en fútbol, debido al mal manejo de los aportes millonarios de la FIFA, no es menos cierto que durante la gestión de Jaime David Fernández Mirabal al frente del ministerio de Deportes, se descubrieron irregularidades en al menos otras seis federaciones.

Los agrios enfrentamientos en ese entonces, entre la dirigencia deportiva y el Miderec, obedecieron casi exclusivamente a las exigencias de las autoridades de que debían estar sustentados los gastos de los aportes del Gobierno a las federaciones.

Al comprobar que muchas de estas no cumplían con ese requisito básico, se paralizó la entrega de fondos, lo que agrió aun más las relaciones Miderec-Comité Olímpico Dominicano.

Supe de buena fuente que en una oportunidad Cristóbal Marte fue contactado para proponerle, desconozco si lo hizo, que sirviera de intermediario con su hermana Licelott, entonces presidenta de la Cámara de Cuenta, para que “engavetara” las auditorías en las que se detectaron graves inconvenientes.

Esos informes económicos son del conocimiento de las autoridades, que no han “movido” esos expedientes, al parecer, para no alterar los “momentos de paz y armonía” existentes entre ambos organismos, y que fueron muy tensos en la pasada administración.

Sería interesante que se dieran conocer los resultados de esas auditorías, en especial a las federaciones de fútbol, béisbol, surf, balonmano, tiro de precisión, tenis de mesa, hockey y arte y cultura.

También, sobre aportes millonarios realizados a algunos presidentes de esas entidades para la adquisición de vehículos y apartamentos.

Todas esas pesquisas deben salir a la luz pública, para conocer de una vez por todas si los dineros de los contribuyentes han sido y son bien administrados por los federados.

El país requiere y debe exigir que cada centavo que aporta el Estado sea invertido como tiene que ser. Esa es una aspiración de todos, y las autoridades deben ser las más empeñadas en que se conozcan todas las investigaciones al respecto.

-- publicidad --