Que paguen

Que paguen

Que paguen

José Báez Guerrero

La tragedia por el derrumbe del edificio de cuatro pisos de una tienda en La Vega quizás pudo haberse evitado si las autoridades municipales, el Ministerio de Obras Públicas y el CODIA fuesen más diligentes con las normas y permisología para construcciones.

Es espantosa la cantidad de edificaciones levantadas, o las modificaciones a estructuras existentes, sin cumplir los requisitos legales.

El colmo fue el reciente derrumbe en Santo Domingo de una centenaria pared nada menos que en la sede del Colegio de Ingenieros y Arquitectos (CODIA), que recibe un porcentaje del valor de las obras públicas por una alegada supervisión. Ante la muerte de varias personas y los daños causados, debe ofrecerse una explicación y la Justicia determine y reclame su responsabilidad a quien le toque.

La rápida reacción de los socorristas, y del presidente Abinader que despachó de inmediato al ministro Paliza a La Vega, augura que no habrá irresponsabilidad ni impunidad.

Demasiadas veces ocurren desgracias similares que no son accidentes ni por causa natural sin que rindan cuentas quienes pudieron haberlo prevenido o evitado.



José Báez Guerrero

Abogado, periodista y escritor dominicano.