Martes, 22 de octubre, 2019 | 4:18 am

Puentes peatonales están abandonados a su suerte

Quejas. Usuarios como Mayra Linares deploran el deterioro y la suciedad Daño. Hormigón y metales lucen despedazados.

En distintos puntos  los usuarios prefieren cruzar a pie  por el largo trayecto aéreo. JOSE DE LEON.
En distintos puntos los usuarios prefieren cruzar a pie por el largo trayecto aéreo. JOSE DE LEON.


SANTO DOMINGO.-La falta de mantenimiento, inseguridad e infuncionalidad que exhiben muchos puentes peatonales, del Distrito Nacional los ha convertido en un “mercado” y en otros casos en una especie de “elefantes blancos” sin uso.

Las referidas áreas que deben garantizar el paso de las personas de a pie, de un tramo de vía a otro, además de ser tomados por vendedores informales para ofertar sus mercancías, son preferidas por discapacitados y mendigos que acosan a los usuarios pidiendo ayudas.

Un ejemplo de esa situación es el que está ubicado en el trébol del kilómetro 9 de la autopista Duarte con avenida Luperón, donde los peatones no encuentran casi por donde transitar .

Los ciudadanos temen cuando se desplazan por algunos puentes que tienen deterioro.

Los ciudadanos temen cuando se desplazan por algunos puentes que tienen deterioro.

El hacinamiento de buhoneros, específicamente al caer la tarde, representa un trauma. Pestilencias por acumulación de basura y orines de desaprensivos es el panorama que reina allí.

Ese ambiente obliga a muchas personas a tirarse a la calzada, desafiando el paso de vehículos, para evitar la inseguridad que registra el paseo peatonal. De noche tampoco está iluminado.

Abandonado

En la avenida Ortega y Gasset con Heriberto Pieter los pacientes y visitantes del Hospital Central de las Fuerzas Armadas también se tienen que lanzar a la calzada y pasar un buen tiempo esperando una oportunidad para cruzar al Centro Olímpico.

Ahí la estructura está bloqueada, ya que sobre ella supuestamente cayó un cable de alta tensión, luce en franco deterioro, sin que las autoridades den una explicación o establezcan fecha para su habilitación.

Un oficial que pidió no ser identificado reveló que hace un tiempo murió una militar tras ser atropellada por un vehículo, pero el Cabildo nunca se ocupa de resolver el problema.

En otros casos, como es la avenida 27 de Febrero, una buena parte de estos, por su mala ubicación, son escasamente utilizados por los peatones. Un ejemplo es el de la Caonabo, que en vez de estar cerca del colegio Cafam, lo colocaron distante, y los estudiantes prefieren cruzar la vía exponiéndose a que algún conductor los atropelle.

Atracos

“Lo peor es el solazo, son demasiado largos y de noche uno es víctima de los atracos”, comentó Kenny Cayetano, estudiante residente en el Claret, que tiene que atravesar la Kennedy. Una versión similar ofreció Porfiria Montilla, una señora de avanzada edad que edad, que deploró lo inclinadas que son las escaleras.

Aseo regular

— Acondicionamiento
El arquitecto Luis Manuel Santos insitió en que estructuras como las del “9” están muy abandonadas. “Les falta mantenimiento, es histórica la invasión”, dijo, tras sugerir que lo pongan en valor.