Provincias costeras, ejemplos de conservación y turismo sostenible

Provincias costeras, ejemplos de conservación y turismo sostenible

Proyecto mejoró las infraestructuras turisticas. JOTHAN dE

SANTO DOMINGO.-Potenciar los recursos naturales para la recuperación del turismo con una mirada de sostenibilidad e inclusión de los actores de cada uno de los entornos, representa un aspecto clave para el desarrollo económico.

Las provincias costeras de Montecristi y Samaná, son ejemplos de esa dinámica, donde a través del proyecto de Biodiversidad Costera y Turismo (BCyT) se pudo contribuir con la conservación de la biodiversidad y por ende sirven de atractivo al ecoturismo.

Sus transformaciones, en las áreas costeras se aprecian tras cinco años de recuperación bajo la coordinación de los Ministerios de Medio Ambiente, Turismo, y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, con el financiamiento del Global Environmental Facility, quienes presentaron los logros de esa iniciativa.

Inka Mattila, representante residente del PNUD, resaltó que la oferta turística que promueve el país está sustentada en los recursos naturales y sus bellezas como playas, manglares, flora y fauna únicos que son la “materia prima” y constituyen el capital natural, imprescindible para sostener el destino que el país ofrece y lo ha posicionado a nivel internacional.

Con dicho proyecto se logró restaurar más de 150 mil metros cuadrados de playa; vincular a más de 70 comercios de Samaná y Montecristi en acciones para reducir o eliminar plásticos de un uso en sus comercios, a través de la iniciativa “Mejor Sin Calimete”.

Otros logros
Se concientizó a más de siete mil 800 personas sobre la protección a los recursos naturales y facilitó el uso de tecnologías para monitorear la erosión de playas, especies marinas y ecosistemas costeros.

Se renovaron infraestructuras turísticas para fortalecer la oferta de tres Parques Nacionales y el Muelle de la Isla Cabra en el Parque Nacional Submarino de Montecristi; el Sendero Boca del Diablo a Frontón y el Centro de Visitantes Boca del Diablo, en el Monumento Natural Cabo Samaná; se restauraron y pintaron 52 embarcaciones con colores y texturas alusivas al pez loro, entre otras.

Uso racional

— Compromiso
Esos resultados, según el ministro, Orlando Jorge Mera, comprometen a Medio Ambiente y al Gobierno a poner en valor las costas del país y salvaguardarlas bajo el manto de Ley 64-00.



Yanet Féliz

Yanet Féliz