Martes, 15 de octubre, 2019 | 9:58 am

Protestas de Ecuador acorralan a Gobierno

Medida. El presidente Lenín Moreno, en medio de la crisis, trasladó la sede de gobierno a Guayaquil. Gasolina. No le bajan el precio.

Las protestas suben de nivel y el gobierno no cede en las medidas alcistas del combustible.
Las protestas suben de nivel y el gobierno no cede en las medidas alcistas del combustible.


QUITO, ECUADOR.-Miles de manifestantes indígenas rompieron el cerco policial que protegía el edificio de la Asamblea ecuatoriana al recrudecerse ayer las protestas en Quito y otras zonas de la nación andina en rechazo al alza de los precios de los combustibles decretada por el gobierno de Lenin Moreno, que se vio obligado a sacar su asediada administración de la capital.

Ecuatorianos furiosos lograron ingresar al edificio –donde no había funcionarios–, pero poco después fueron desalojados por los policías y militares con gas pimienta mientras una multitud se mantenía en los alrededores.

Poco después, el contralor general, Pablo Celi, en presencia de Moreno, y acompañado por los titulares de las principales instituciones del Estado dieron su explícito respaldo al mandatario en una cadena nacional.

“Es necesario diferenciar el reclamo social pacífico, legítimo y garantizado por el mandato constitucional y el orden legal de las acciones conspirativas que pretenden instaurar un ambiente de caos en el país, con ataque violentos contra personas e instituciones, destrucción de bienes públicos y privados, y toma de edificios e instalaciones estatales”, dijo leyendo un documento consensuado por todos ellos.

Carreteras cerradas

— Parálisis
Ecuador, con 17 millones de habitantes, parecía estar en un punto muerto y de riesgo, paralizado por la falta de transporte público y carreteras bloqueadas que afectaban a una economía ya vulnerable.