Promese/CAL alcanza a cuatro millones de personas cada mes

Variedad. A través de 550 farmacias surten más de mil productos. Retos. Entidad apuesta a la tecnología para controlar la sobredemanda de medicamentos.

0
420
El director general de Promese/CAL, Enriquillo Matos, al participar de los Coloquios de EL DÍA. Elieser Tapia

SANTO DOMINGO.-El Programa de Medicamentos Esenciales/Central de Apoyo Logístico (Promese/CAL) tiene un alcance mensual cercano a los cuatro millones de personas, a quienes surten fármacos a bajo costo a través de las más de 550 Farmacias del Pueblo distribuidas en todo el país.

Entre las 1,080 variedades de productos de farmacias e insumos clínicos que dispensan, los de mayor demanda en la población son las vitaminas, antigripales, analgésicos antiinflamatorios, antihipertensivos, antidiabéticos, insulina en tabletas e inyectable y antibióticos.

Sobredemanda

De acuerdo al director general de la entidad, Enriquillo Matos, existe una sobredemanda de algunos medicamentos, como la ranitidina y el omeprazol (antiácidos), cuya venta es superior a la población dominicana (10 millones), lo que significa que el mercado no es solo de personas, sino también de negocios.

Esto obedece, sostiene Matos, a que actualmente la institución no cuenta con mecanismos de control efectivos para evitar compras con fines comerciales y regular la cultura de adquisición masiva para eventuales uso.

El funcionario sostuvo que han tomado medidas que hasta ahora son insuficientes, como por ejemplo no despachar más de cuatro unidades por persona y establecer alianzas con dueños de farmacias que identifiquen su público consumidor.

Y es que la gran cantidad de usuarios de las también conocidas como “Boticas populares” responde al bajo costo de venta de las medicinas, que su precio puede ser hasta un 90% menos que en las farmacias privadas.

En el caso de los asegurados del régimen Subsidiado pueden adquirir tratamientos sin realizar copago por ello.

Fármacos alto costo

Además, Promese/CAL maneja 11 programas de medicamentos de alto costo que abordan enfermedades como el cáncer, la salud mental, hemofilia y otros trastornos de coagulación, los cuales son donados por la institución y están disponibles en los hospitales de la red pública nacional.

Igualmente, incluyen fármacos para el control de la hipertermia maligna, que es una elevación peligrosa de la temperatura corporal, causada usualmente por una reacción adversa a la anestesia.

“Después de una operación, la gente no piensa en una infección como la hipertermia maligna, que puede ocasionarle la muerte en tres o cuatro horas de no usar ese medicamento”, dijo.

Señaló que el programa también abarca tratamientos para tratar la isquemia cardiaca, principal causa de muerte en el país, el cual es bastante caro. Significó que este medicamento revierte la posibilidad de daños permanentes en el corazón provocados por esa enfermedad.

“De 200 personas que sufren una isquemia cardiaca todas quedaban con daños de por vida, pero con el uso de este fármaco se reducen a 14”, agregó.

Dijo que la dispensación del tratamiento es coordinado por el cardiólogo Fulgencio Severino en el Hospital Salvador Gautier, donde su uso ha sido exitoso y los están colocando en la región del Sur.

Matos precisó que algunos de esos productos pueden ser inalcanzables para los pacientes, ya que en el mercado privado cuestan desde RD$80 hasta RD$120 mil. En Promese/CAL son donados.

Sin embargo, indicó que ese programa no tiene una amplia cobertura, más bien son personas con condiciones especiales, porque el Ministerio de Salud Pública cuenta con un programa especial para enfermedades de alta complejidad.

El programa es abierto a todos, mediante una referencia médica que indique parámetros elevados donde se pueda determinar la enfermedad o la lesión cardiaca”, explicó.

Desafíos de Promese

Un reto por superar de Promese/CAL, según Enriquillo Matos, es la obtención de información tecnológica que establezca interconexiones entre farmacias, para el intercambio de productos con fines de abastecer prestadores que tengan más demanda que otros.

“Estas operaciones se hacen en base a la memoria histórica de qué farmacia vende más o de recordar la fecha de vencimiento del producto”, indicó

Informó que en reuniones con la Oficina Presidencial de Tecnología de la Información y Comunicación (Optic) y la Oficina Nacional de Presupuesto se ha convencido de que se necesita un Promese/CAL inteligente para garantizar una trazabilidad correcta de los productos.

Falta de investigación

Otra falencia de la institución, planteada por el funcionario, es la falta de presupuesto para la investigación, que permita una vigilancia farmacológica para conocer los efectos favorables o no de los productos que venden.

“Necesitamos hacer estudios comparativos de los efectos de nuestros productos y los adquiridos en el mercado privado, para medir los niveles de calidad de nuestros medicamentos ”, resaltó.

Matos destacó que ha abordado el tema con el director nacional de Presupuesto para destinar un partida en investigación. No obstante, dijo que tiene la sospecha de que la efectividad de los productos de Promece/CAL es mejor, porque antes de colocarlos en el mercado validan que la sustancia que indica la etiqueta se corresponda al contenido del producto, lo cual se verifica en un laboratorio, con el fin de evitar falsificaciones.

“Promese/CAL no saca un producto al mercado sin esa verificación, contrario a las farmacias privadas, que no investigan, solo validan que tenga el registro farmacológico de salud”, indicó.

Mala prática médica

Condenó que algunos médicos estén indicando en sus recetarios medicamentos con marcas específicas, lo que a su entender está prohibido para un galeno en ejercicio activo.

“Los médicos creemos que poniendo etiqueta a los productos aumenta el prestigio, pero más bien es contradictorio a la ética y la formación académica, y además tiene un matiz comercial”.

Subsidio anual

4 Mil millones de pesos al año.
Monto del presupuesto gubernamental que maneja el Programa de Medicamentos Esenciales Promese/CAL.

Suministro público

—1— Hospitales
Promese/CAL surte medicamentos e insumos a cerca de 200 hospitales públicos cada mes.
—2— Regionales
Suplen medicinas a nueve centros militares y nueve regionales del primer nivel.

-- publicidad --