Martes, 21 de mayo, 2019 | 7:51 pm

Programadores rompen patrón tradicional de trabajo en el país

Estrategia. Método aplicado a empleados les hace más productivos. Área. Servicios web son campo de cultivo para nuevos empleos.

Personal de Intellisys  y Cincinnatus que trabaja en el desarrollo de sotfware y otros sistemas tecnológicos para el avance de diferentes áreas .   Elieser Tapia
Personal de Intellisys y Cincinnatus que trabaja en el desarrollo de sotfware y otros sistemas tecnológicos para el avance de diferentes áreas . Elieser Tapia


SANTIAGO.-No hay jefes ni departamento de ventas, los empleados tienen permiso de recreo a cualquier hora del día, chef personal, guardería incluida y salario mínimo de 25,000 pesos.

A los hombres se les concede licencia de paternidad por tres meses y la ropa de trabajo puede ser sudadera y sandalias.

Se trata de Intellisys, una compañía tecnológica de desarrollo de software que da soporte a las organizaciones en la implementación y mantenimiento de sus estrategias digitales.

Para trabajar allí no se exige título universitario ni experiencia y lo mismo da tener 18 o 35 años. Lo que sabes importa poco y se prioriza la capacidad de aprender y de trabajar en equipo.

Los estudiantes reciben las clases en condiciones relajadas.

Los estudiantes reciben las clases en condiciones relajadas.

Las características anteriores rompen todo patrón mental forjado en torno a la forma tradicional de concebir una empresa, y es que, precisamente, no es una empresa tradicional.

La idea general fue iniciada en 2007 por Chris Corcino y Dalisa Heredia.

Cuenta en la actualidad con 117 empleados, 93 de ellos en el área técnica, trabajando en equipos de diez y con señalizaciones en el departamento de Recursos Humanos para captar nuevos prospectos, debido a la alta demanda de servicios.

El lugar destinado para recreación es el mismo espacio de trabajo y consta de piscina, tenis de mesa, caminadoras, bicicletas estacionarias, espacios de lectura y un área verde donde algunos jóvenes conversan, mientras que otros utilizan un computador.

“Hay empresas que restringen mucho a los trabajadores innecesariamente, trabajar programación es un trabajo mental que se realiza mejor cuando se está relajado”, afirma Heredia, su directora ejecutiva.

El origen

En la actualidad Intellisys da soporte a sistemas que en conjunto tienen más de 780 millones de usuarios por mes, entre las que están Vogue, GQ, Vanity Fair y Cosmopolitan, entre otras.

No siempre fue así. Dalisa y Chris iniciaron la propuesta solo con dos empleados. Ella es egresada de Derecho con maestría en Finanzas y él habiendo explorado conocimientos en cuatro carreras universitarias. Una de ellas Filosofía.

Tras un acelerado crecimiento y contando con unos diez empleados, un incendio devoró las instalaciones, lo que les obligó a trabajar desde la casa de los padres de Dalisa.

“El lugar que teníamos rentado se quemó en horas de la mañana y ya en la tarde Chris dijo: señores, hay que trabajar, esto no nos va a parar”, afirma Heredia a EL DÍA.

Las deficiencias con que salen la mayoría de los egresados en tecnología obligó a Corcino a desarrollar un detallado programa educativo que impartía a sus empleados.

“Esto nos colocaba en una posición poco práctica, pues teníamos que educarlos y pagarles al mismo tiempo”, confiesa Heredia reflexivamente.

La capacitación

Esta situación sentó las bases para crear Cincinnatus, un instituto tecnológico totalmente gratuito que capacita en programación, iniciando con las matemáticas básicas hasta abordar complicados procesos de solución de conflictos, escalonados por nivel de dificultad.

Una vez que el estudiante ha concluido todo el proceso está capacitado para trabajar. “La graduación aquí es emplearte en Intellisys”, declara Heredia.

En su infancia, Chris Corcino recibió una beca educativa en el colegio Santo Domingo Savio de Jarabacoa. Esto le llevó de vuelta a sus orígenes y en la actualidad desarrolla en dicha institución el proyecto Programación como Segundo Idioma.

En el mismo, clases de programación han sido agregadas al currículo general de educación, con la finalidad de que los estudiantes puedan desarrollar las habilidades que se requieren en esta era digital.

Las razones

¿Por qué una persona capaz, con las potencialidades de triunfar en la era digital y hacerlo bajo los viejos modelos de negocio decide ser tan desprendida y espontánea?

Chris responde: “La sociedad donde uno vive le aporta mucho a uno, yo simplemente doy para atrás lo que no me toca”.

“Hay personas que piensan que todo es solo gracias a su esfuerzo individual. Los que así piensan menester enviarlos para Haití o Venezuela, pues si no necesitan a nadie, tal vez logren sus objetivos allá sin ayuda de un equipo”, manifestó

Cincinnatus tiene 41 egresados en los cinco años desde su fundación y 231 graduados desde el inicio del programa.

“A los tales les ha cambiado la vida”, dice Corcino.

Desde el Estado

— Asesoría
La Vicepresidencia de la República y el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel) han sido las entidades estatales que han brindado apoyo logístico a Cincinnatus desde su fundación.