Producción local de semillas puede disminuir los gastos de importación - El Día

Producción local de semillas puede disminuir los gastos de importación

Producción local de semillas puede disminuir los gastos de importación

La conservación y análisis de plántulas es apenas una parte del trabajo en los laboratorios del Idiaf. José de león

SANTO DOMINGO.-La investigación y el análisis genético de plantas y semillas está en vías de convertirse en una opción a gran escala para mejorar la calidad de las plantaciones agrícolas y el ahorro de divisas tanto para los productores como para el Estado dominicano.

En este sentido, el aprovechamiento de esta técnica explorada por ingenieros agrónomos será inversamente proporcional, es decir, a mayor calidad del producto, menores gastos de importación para el país, ya que en naciones como Estados Unidos y Canadá se compran semillas para su plantación en territorio dominicano lo que representa pagos en divisas.

Esto gracias a la calidad de las investigaciones que se llevan a cabo en el Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias (Idiaf), que desde el día 14 de diciembre pasado recibe un nuevo impulso.

El análisis de suelo es clave para conocer lo que tiene y lo que le falta a la tierra. JOSÉ DE LEÓN

Los trabajos en este laboratorio pueden ser aprovechados para sustituir las importaciones de semillas de papa, banano y rulo, sobre la base de la modificación genética que puede realizarse en el país para incrementar considerablemente la calidad y la resistencia ante el ataque de plagas.

Cualquier productor que se proponga traer al país semillas o plantas certificadas tiene que acogerse a los protocolos del Ministerio de Agricultura, que incluyen el certificado fitosanitario del país de origen, permisos locales del Departamento de Semillas, del Ministerio de Medio Ambiente y del Departamento de Promoción Agrícola y Ganadera.

La economía de procedimientos es significativa cuando la planta o la semilla es tratada en el Idiaf, que cuenta con los laboratorios para estos fines. Para finales de este mes esta entidad había trabajado más de 500 muestras de plántulas en el área de biotecnología, 20 muestras en protección vegetal, seis en análisis de suelo y tres en pesticidas.

La inmunización
El director ejecutivo del Idiaf, Eladio Arnaud Santana, afirma que a pesar de que la modificación genética de una planta no la “inmuniza” por completo, sí la prepara “fisiológicamente” ante cualquier embate bacteriano.

“El productor se estaría ahorrando un gran dinero, porque estamos entregando un material limpio; a pesar de que pueda llegar a contaminarse, tendrá la capacidad de resistencia”, sostiene.

Plantea que en este instituto se provee un material de siembra, algo que no les sucede a los productores regulares que cosechan diferentes variedades, lo que se convierte en un problema de manejo.

“Al final eso va a tener un mayor costo de producción, porque muchas de esas plantas, no tienen una alta probabilidad de durabilidad; son más susceptibles a problemas de enfermedades”, refiere.

Considera que se debe concientizar al productor, ya que “la vía de acceso rápido para tener mejores cosechas es tener tecnologías de producción de plántulas”.

Enfatiza, además, que en el recinto del Idiaf el productor puede llevar su fruto o vegetal para su posterior análisis, lo que le permitiría un ahorro considerable, si se parte de la premisa de que por lo general tanto frutos como vegetales son vulnerables a “elementos patógenos”. El “relanzamiento” de estos laboratorios se realizó el 14 de diciembre.

De igual forma, Genaro Reinoso, encargado de Biotecnología y Recursos Fitogenéticos, pondera que los tubérculos son traídos al laboratorio para ponerlos a pregerminar, pero antes deben pasar un proceso para comprobar si el mismo posee alguna anomalía.

“Nosotros los ponemos a pregerminar, pero antes de eso le hacemos la prueba molecular, para ver si tiene patógenos, o virus, luego se le da un pretratamiento al material, si tiene un virus o algo, nosotros los desechamos”, puntualiza Reinoso.

El encargado de Producción in Vitro de la referida institución, Irving Medina, expresa que a través de las “mitoplántulas” (plantas diminutas), denominadas así porque se extraen del tejido del cultivo, se puede obtener una semilla lo suficientemente fuerte como para ser plantada.

Este tipo de laboratorios de biotecnología, poseen una plataforma de cultivo in vitro de plantas de interés agronómico para mejorar la productividad y competitividad de las exportaciones agrícolas mediante el uso de técnicas biotecnológicas clásicas.
En efecto, se propagan materiales de siembra para trabajos de investigación de los proyectos de la mencionada entidad y para productores.

Ahora bien, también son llevados a cabo los saneamientos de materiales de siembra, mejoramiento genético asistido y validación de estatutos de materiales de siembra de interés agroalimentarios.

En conjunto con este instituto participa la cooperación agrícola coreana en el país, Centro Kopia RD, presentando alternativas tecnológicas sostenibles para elevar la productividad y reducir los costos de producción del cultivo de papa; han estado involucrados, además, con la capacitación de estudiantes de ciencias agronómicas.

Agrícola

— Entidad
El Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (Idiaf) busca comprobar el diagnóstico de agentes causales que afectan los cultivos agrícolas y forestales mediante uso de técnicas científicas.



Karen Vásquez

Karen Vásquez