Problemas sociales y juicio a Netanyahu divide coalición

Problemas sociales y juicio a Netanyahu divide coalición

Problemas sociales y juicio a Netanyahu divide coalición

Jerusalén.-La frágil coalición de gobierno de Israel enfrentó una nueva crisis, luego de las protestas de los beduinos contra la plantación de árboles por parte de los nacionalistas en tierras en disputa en el desierto de Negev.

El conflicto sobre los árboles plantados en el Negev, en el sur de Israel y donde viven pueblos beduinos no reconocidas por el Estado, ha dividido al gobierno.

El ministro de Exteriores, Yair Lapid, pidió parar la plantación y reevaluar la situación, mientras que el partido islamista Ra’am ha amenazado con no dar sus votos en el parlamento en señal de protesta.

Ambos forman parte de la frágil coalición de ocho partidos que gobierna el país. Ra’am consiguió cuatro escaños en el Knesset, el parlamento israelí, que tiene 120 diputados, en las elecciones del año pasado gracias al fuerte apoyo de los ciudadanos beduinos de Israel.

El líder de la formación, Mansour Abbas, dijo en Twitter que “un árbol no es más importante que una persona”.
Otros miembros de línea dura de la diversa coalición han prometido mantener la presión.

El primer ministro, Naftali Bennett, encabeza el grupo que unió fuerzas en junio para formar un gobierno que acabase con el prolongado estancamiento político en el país.

La coalición está formada por pequeños partidos, desde islamistas y progresistas a ultranacionalistas, unidos únicamente por su oposición al anterior líder, Benjamin Netanyahu.

Pago en defensa
En tanto, Una campaña de crowfunding recaudó en menos de 24 horas más de 2,66 millones de shékels (750.000 euros) para pagar la defensa del exprimer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, que afronta tres procesos judiciales por cargos de soborno, fraude y abuso de confianza.

El primer paso
La campaña, promovida por el exdiputado Yinon Magal, arrancó el domingo con el lema “Netanyahu, nunca marcharás solo”, y tiene el objetivo de “movilizar a las grandes masas de la derecha”, según indicó en Twitter.

Medios israelíes han publicado esta semana que el actual líder de la oposición estaría negociando un acuerdo de culpabilidad con la Fiscalía que le permitiría eludir prisión y seguir al frente del partido derechista Likud.

Netanyahu tiene tres casos abiertos; el 1,000, el 2,000 y el 4,000 o caso Bezeq, el más grave de los tres y en el que se le imputa haber hecho favores al gigante de la telefonía israelí Bezeq a cambio de cobertura favorable sobre él en el portal de noticias Walla, ambos controlados por el mismo empresario, Shaul Elocvitch.

Cargos en la justicia

— Regalos
Un primer caso está relacionado con supuestamente Netanyahu haber aceptado regalos caros de millonarios por valor de hasta un millón de shékels.



EFE

Noticias Relacionadas