Presencia de mediadores en la República Dominicana - El Día Columnas

Presencia de mediadores en la República Dominicana

Presencia de mediadores en la República Dominicana

Alexis Rafael Peña.

Finalizando diciembre del 2019, el periódico El Día título uno de sus editoriales “Ausencia de mediadores”, desconociendo que en el país existen personas mediadores formados desde finales del año 1999 y del 2000. Son los llamados mediadores comunitarios.

Luego, con el acompañamiento de organismos internacionales, en abril del 2006, 69 personas de diversas disciplinas profesionales, fueron egresadas como mediadoras en un acto en la Suprema Corte de Justicia.

Más adelante, desde la Escuela Nacional de la Judicatura (ENJ), la PUCMM y el Instituto de Estudios para la Paz y la Cooperación (IEPAZ-RD), se han formados cientos de personas como mediadoras.

Volviendo al indicado editorial, indicaba que “muchos de los conflictos sociales y políticos” ocurridos en el país, en estos últimos tiempos han carenciados de personas mediadoras.

Sin embargo, miles son las controversias sociales abordadas en las mismas comunidades por mediadores comunitarios y familiares, sin presencia en los medios de comunicación. Eso es lo que pasa.

Existen mediadores en conflictos comunitarios, vecinales, de condóminos, familiares; y hasta de conflicto penales. Resueltos por mediadores de las mismas comunidades.

Lo que no existe en la actualidad son personas con autoridad y la moral requerida para intervenir en los conflictos políticos, empresariales y académicos; son los llamados negociadores. Pero, si persiguieran mediadores con formación de competencias, existen dentro de los graduandos con perfiles y capacidades requeridos por estos actores.

Lo que entiendo es que en esos sectores no hay interés en esos mediadores. Prefieren la controversia y enfrentamientos, que los advenimientos y entendimientos. Por esa vía, hay caos, desorden y sobre todo, “rencores”. Interesados.

Es cierto que el país tiene una Estrategia Nacional de Desarrollo, Ley 12-1; en la que plantea pactos de entendimiento entre sectores. En la misma están los pactos eléctricos, fiscal y el municipal. Solo el educativo se hizo realidad, porque el movimiento social y la sociedad civil con recursos para esos fines, armó una campaña de incidencia en los medios de comunicación y en la sociedad política. De no ser así, no existiera el 4% en la educación. Por cierto, dinero poco transparente en su inversión.

En sectores de escasos recursos, la gente tiene tendencia al diálogo, a la concertación y a la concordia. Ella dispuesta a buscar salidas a sus conflictos y acude de manera masiva a los centros de mediación a solucionar sus disputas de manera pacífica y armónica.

Lo interesante sería que instancia como el Tribunal Superior Electoral y la Junta Central Electoral existieran Centros de Mediación y Conciliación de Conflictos Políticos, que con personas entrenadas y certificadas por organismos nacionales e internacionales, medien y concilien en los conflictos suscitados en lo partidos.

Además, los propios partidos políticos podrían contar dentro de sus organismos con Centros de Mediación y Conciliación, para ver si a lo interno podrían solucionar sus disputas sin tener que ir a las instancias citadas.

De modo que en vez de “ausencia de mediadores”  exista “presencia de mediadores en la República Dominicana”, como de hecho existen.



Avatar

Alexis Rafael Peña Céspedes

Periodista, abogado y mediador certificado.