Por fin... abanderadas

Por fin… abanderadas

Por fin… abanderadas

Representantes de la delegación de República Dominicana desfilan durante la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, este viernes en el Estadio Olímpico. EFE/ Juan Ignacio Roncoroni

Tokio.- Una amplia mayoría de los 206 equipos que desfilaron este viernes en la ceremonia inaugural de los Juegos de Tokio aceptaron la invitación del COI de presentar por primera vez una pareja, hombre y mujer, de abanderados, con lo que se logró el objetivo del organismo de dar mayor visibilidad a las deportistas, que hace cinco años solo marcharon al frente del 38 % de las delegaciones.

El verdadero alcance de la medida, sin embargo, no se pudo medir debido a que muchos participantes no han llegado aún a Tokio.

Las medidas de protección frente a la pandemia les impide llegar a la Villa con una antelación superior a cinco días.

Emiratos Árabes Unidos, Yemen, Indonesia, Eritrea, Omán, Gabón, Camboya, Comoras, República Democrática del Congo, Samoa, Santo Tomé y Príncipe, Sierra Leona, Yibuti, Tayikistán, Bermudas, Mali, Mauricio o Libia fueron algunos de los equipos que solo tuvieron un abandero masculino.

En cambio, Angola, Islas Vírgenes Británicas, Camerún, Gambia, Guinea Bissau, Congo, San Vicente y Granadinas, Togo o Nicaragua contaron solo con una abanderada.

La bandera de Guinea, país que anunció que no participaría en los Juegos debido a la pandemia, fue portada por un voluntario, lo mismo que la de Tanzania.

Representantes de Filipinas.

Según el COI, “por desgracia, algunos países no pudieron aprovechar esta oportunidad debido a complicaciones con los viajes o a los plazos de estancia” en Japón.

España entregó su bandera a la nadador cuatro veces medallista olímpica Mireia Belmonte y al piragüista también ganador de cuatro medallas Saúl Craviotto.

Belmonte es la tercera española abanderada en Juegos de verano, tras Cristina de Borbón en Seúl’88 e Isabel Fernández en Atenas 2004.

Entre las abanderadas ilustres del desfile apareció la boxeadora india Mary Kom, que tiene ocho medallas mundiales -más que cualquier hombre o mujer- y ganó un bronce olímpico en Londres 2012.

Atletas de Puerto Rico.

La atleta jamaicana Shelly-Ann Fraser-Pryce, doble campeona olímpica, la regatista argentina Cecilia Carranza, oro en Río 2016, la tenista letona Jelena Ostapenko, ganadora de Roland Garros en 2017 o las baloncestistas serbia Sonja Vásic, flamante campeona europea, y estadounidense Sue Bird fueron otras deportistas consagradas que llevaron también la bandera.

La abanderada del equipo de Deportistas Olímpicos Refugiados fue la nadadora siria Yusra Mardini, que ya participó en los Juegos de Río.

Un año antes la barca en la que se subió con otros 18 emigrantes rumbo a Grecia se salvó del naufragio gracias a que ella, una de las pocas que sabía nadar, se tiró al de Marzo para achicar agua cuando se paró el motor.

Delegación de Suiza.

Precisamente Siria entregó su bandera a la participante más joven de los Juegos, la tenismesista de solo 12 años Hend Zaza.

La niña olímpica compite mañana pero se resistió a perderse la fiesta olímpica. Estaba previsto que la venezolana Yulimar Rojas, campeona mundial de triple salto, hiciera pareja con el karateca Antonio Díaz, pero la sustituyó la judoca Karen León.



Avatar

EFE

Noticias Relacionadas