Miércoles, 19 de junio, 2019 | 6:19 pm

Politólogo Daniel Pou llama al Estado a definir políticas públicas contra la violencia

Daniel Pou
Daniel Pou


Santo Domingo.– El experto en seguridad ciudadana Daniel Pou Suazo llamó hoy al Gobierno a crear una mesa de diálogo sectorial para definir políticas públicas que desmonten la violencia que en la actualidad azota el país.

“La sociedad dominicana está dando muestras de que hay que dedicarle tiempo a estudiar toda esta situación que se está presentando, pero es más hacer políticas que desmonten la violencia sistémica que está sacudiendo a República Dominicana”, analizó Pou.

Al ser entrevistado vía telefónica en el programa radial Cuentas Claras, que se trasmite por la Nota, 95.7 FM, el politólogo considera que los hechos de violencia que ocurren en la sociedad se debe la falta de credibilidad y confianza del ciudadano hacia las instituciones gubernamentales.

“El problema fundamental es que el Estado no está diseñado ni concebido para actuar en función de políticas públicas, tenemos un estado ineficiente que funciona con criterio fragmentario para repartir cuotas de poder”, dijo.

Pou Suazo manifestó que la no operatividad de las instituciones encargadas de velar por el cumplimiento de los derechos y la preservación del orden entre los ciudadanos estén envueltas en actos “abominables”.

“Hay que ver los casos de jueces, fiscales, policías, militares y políticos implicados en temas de criminalidad  o sea las instancias que deberían regir y servir de paradigma de la conducta social pues lamentablemente están salpicadas por hechos vergonzosos”, criticó el experto.

En ese sentido, indicó que la ineficiencia de las autoridades es uno de los elementos que disparan las cifras de homicidios en el país.

“Si observamos las cifras de homicidio del Observatorio  Nacional Ciudadano vamos a tener que somos el único país de América Latina donde el homicidio por motivos sociales supera el homicidio por motivos delictivos, el 64% de los homicidios tienen su raíces en la conflictividad familiar y social”, citó tras asegurar que es una cifra constante con tendencia a aumentar.

“Lo más difícil es cuando la violencia se entromete en una sociedad como cultura, porque desmontarla toma décadas, porque es más fácil identificar los temas de criminalidad que responden a delitos económicos que son tangibles, pero cuando se trata de un ciudadano productivo que comete un asesinato por algún disgusto es impredecible”, explicó.

No obstante, el politólogo indicó que para cambiar el impacto negativo que causan estos hechos de violencia en la sociedad, que genera más violencia, es necesario hacer eco de las buenas noticias.

“Hay que tratar de resaltar lo positivo y hacer que se conviertan en prácticas establecidas, entonces como se descalifica todo la desesperanza cunde y no hay posibilidad de superar lo que tenemos”, exhortó.

“Para desmontar la violencia hay que hacer políticas y lo primero que tenemos que construir es ciudadanía; nosotros lo que necesitamos es educación, una conciencia del deber ciudadano”, concluyó.

Durante las últimas dos semanas más de 15 personas han fallecido a causa de hechos violentos suscitados en diferentes puntos del país.

El caso más reciente y que enlutece dos familias ocurrió ayer donde tres personas murieron y un menor resultó herido tras una disputa por un parqueo en el sector La Toronja, en Santo Domingo Este.