Viernes, 19 de julio, 2019 | 9:47 am

Policía suspende a oficiales que abandonaron al coronel ultimado en Baní

Sucesos. En menos de una semana un coronel de la Policía y un raso del Ejército han sido ultimados por presuntos traficantes drogas.

Desde este balcón dispararon al coronel Daniel Ramos Álvarez.
Desde este balcón dispararon al coronel Daniel Ramos Álvarez.


SANTO DOMINGO.-En menos de una semana, un coronel de la Policía y un raso del Ejército de República Dominicana (ERD) cayeron abatidos por presuntos traficantes de drogas en el cumplimiento de sus funciones.

A pesar de que los sucesos ocurrieron por separado, las muertes del coronel Daniel Ramos Álvarez y el raso Oriano Montero Encarnación, adscrito al Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza y Terrestre (Cesfront), tienen el común denominador de que ambos no portaban chaleco antibalas al momento de los hechos.

El experto en seguridad ciudadana Bismarck Tavárez manifestó que cada vez que se presenta una agresión contra la autoridad es un desafío, no solo a las instituciones castrenses, sino también a toda la sociedad.

“Tanto los policías como los militares deben portar chaleco antibalas ante algún tipo de servicio riesgoso donde se va utilizar la fuerza y pueda ser repelida la acción de las autoridades”, indicó Tavárez.

Pesquisas

El coronel Matías Brazobán y el capitán Marcelino Arias, quienes acompañaban al coronel Ramos Álvarez al momento de ser abatido en un punto de drogas en Baní, fueron suspendidos y permanecen bajo investigación por el suceso.

En un video que circula en las redes sociales se muestra el momento en que el oficial superior recibe los disparos desde el balcón de una residencia ubicada en la calle Andrés Álvarez 23, del sector Santa Cruz, en Baní, mientras los oficiales antes mencionados huyeron dejándolo abandonado.

Por el caso permanecen detenidos Rafael Antonio Díaz (Buche), Esteven Milcíades Ruiz González (Chiquito) y otros dos hombres que no han sido identificados.

Entierro

— Sepelio
Los restos del coronel Daniel Ramos Álvarez fueron sepultados ayer en el cementerio Puerta del Cielo, donde recibió honores militares propios de su investidura como oficial superior.