Plan de seguridad trata problema desde raíz, dice Abinader

Plan de seguridad trata problema desde raíz, dice Abinader

Plan de seguridad trata problema desde raíz, dice Abinader

El mandatario encabeza el inicio del XI foro Parlamentario de Iberoamérica

SANTO DOMINGO.- El presidente Luis Abinader encabezó hoy el inicio del XI foro Parlamentario Iberoamericano incentivando a la búsqueda de soluciones en conjunto y exhibiendo ante las delegaciones diplomáticas los logros del país en materia de recuperación económica, salud y seguridad.

«No hay democracia sin paz; no hay democracia sin seguridad ciudadana. Y en ese orden, nosotros hemos decidido apostar a una profunda transformación de nuestra Policía Nacional a través de la puesta en funcionamiento de un plan integral para la seguridad ciudadana que pretende hacer un cambio desde la raíz en nuestro sistema de seguridad, para garantizar la continuidad de la paz social de la que disfrutamos hoy», dijo el mandatario.

El jefe de Estado también indicó que la recuperación económica del país es un ejemplo de buenas prácticas y decisiones económicas acertadas; «porque hemos sabido sostener en un primer momento y recuperar después la industria del turismo, para colocarnos en el puesto número uno a nivel global».

El XI Foro Parlamentario Iberoamericano 2022 que se celebrará los días 3 y 4 de noviembre, con la participación de presidentes de parlamentos y delegaciones representantes de los 22 países miembros de la Conferencia Iberoamericana.

El evento internacional, que se celebra por primera vez en República Dominicana, se enmarca dentro del calendario de actividades que organiza el país en su calidad de Secretaría Pro Tempore de la Conferencia Iberoamericana, es organizado por el Senado y la Cámara de Diputados, con el apoyo de la Secretaría General Iberoamericana y el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Palabras de apertura de Alfredo Pacheco

Para la Cámara de Diputados de la República Dominicana es un gran honor ser parte del XI Foro Parlamentario Iberoamericano, que por primera vez, se realiza en nuestra República Dominicana, que reúne en estos dos días delegaciones parlamentarias de diferentes nacionalidades.

En esta actividad se tratarán temas que contribuirán con el desarrollo sostenible de la región y cuenta con la participación de importantes representantes de los parlamentos miembros de dicha organización.

Con la celebración de este evento, los legisladores y legisladoras que conforman el foro aportarán sus ideas para lograr el resultado colectivo que en materia de desarrollo demandan nuestros pueblos.

En tal virtud, la Cámara de Diputados les da una entusiasta bienvenida a los parlamentarios e invitados especiales que nos honran con su presencia en este extraordinario acto, del cual emanarán conclusiones que beneficiarán en gran medida a las naciones que componen este foro y muchas más.

Palabras de Eduardo Estrella

Reciban ustedes distinguidos parlamentarios de países hermanos, la más cordial de las bienvenidas a nuestra República Dominicana. Es un grato honor contar con su presencia en este magno evento en el que participan presidentes de parlamentos, jefes e integrantes de delegaciones de naciones de la Conferencia Iberoamericana.

Nos sentimos altamente complacidos del nivel de respuesta a esta jornada de trabajo, permitiendo que hoy, por primera vez, la República Dominicana sea la sede del Décimo Primer (XI) Foro Parlamentario Iberoamericano, para juntos asumir el gran reto de reanudar este importante cónclave después de una pausa de ocho años. Por lo que es de gran satisfacción servir como puente para retomar los lazos de fraternidad entre los legisladores de Iberoamérica.

Para la República Dominicana es altamente importante el desarrollo de este foro, el cual hemos asumido con entusiasmo, ocasión que aprovechamos para agradecer la participación del presidente Luis Abinader, quien aceptó la invitación para acompañarnos y aperturar esta actividad, así como el valioso respaldo de la Secretaría General Iberoamericana y de nuestro Ministerio de Relaciones Exteriores.

Desde hoy, aquí en la casa de la democracia dominicana, abordaremos temas comunes, de gran relevancia, que de alguna manera nos impactan, como son: la seguridad alimentaria y ciudadana, la recuperación con reestructuración post- pandemia, la transparencia institucional y la cercanía de los parlamentos con la ciudadanía.

Estos temas serán examinados de manera conjunta por los delegados de nuestras naciones, utilizando las vías que nos ofrece la democracia, como son el diálogo, la contraposición de ideas y el consenso, de modo que podamos definir propuestas de soluciones con el propósito de que cada uno de los Estados que representamos, las pongamos en práctica, a través de programas, planes y legislaciones acorde a las respectivas necesidades, de tal forma que permitan superar las problemáticas que nos aquejan en favor de los ciudadanos que conforman los pueblos de Iberoamérica. Es importante que los resultados que aquí logremos trasciendan las fronteras.

Sobre nuestros parlamentos recaen grandes responsabilidades como la de fiscalizar, representar y legislar, y dentro de estos roles nos corresponde crear los marcos legales en los cuales se sustentan las políticas públicas que impulsen los pilares del desarrollo y bienestar de nuestras poblaciones, por lo que es fundamental que tengamos una perspectiva amplia de las problemáticas y retos que compartimos.
Aunque las naciones tienen sus propias realidades, existen situaciones regionales y globales que a todos nos preocupan y nos afectan por igual. Frente a estos eventos, nos hace más fuertes tener posiciones unificadas dentro de nuestros parlamentos y en los diferentes poderes de los Estados.

La pandemia por el Covid19 nos ha golpeado fuerte a todos y aún estamos sufriendo sus secuelas, pero este proceso también ha sido de gran enseñanza. Nos ha dado en la cara, exponiendo las problemáticas comunes que tenemos, por lo que es importante conocer y debatir las experiencias de nuestras naciones, aprender unos de otros de la manera como cada país enfrentó estas situaciones, y de aquellos planes y acciones que resultaron ser exitosos.

Estamos convencidos de que cuando los problemas trascienden a nuestros territorios debemos abordarlos de manera conjunta, con una visión orientada a trabajar por el bien común para el fortalecimiento de los pueblos, más aún si enfrentamos los desafíos de manera responsable, en el marco de un sano diálogo y debate.

Por tal razón, confiamos que de este foro saldrán propuestas positivas, que podremos enriquecer durante la labor legislativa con el gran propósito de mejorar la calidad de vida y ayudar a renovar la esperanza de la familia en Iberoamérica.

Estos foros parlamentarios son un escenario idóneo para impulsar el principio de la solidaridad y ser sensibles ante la situación de alguna nación hermana, por lo que creemos oportuno plantear el caso de nuestro vecino país, Haití. Siempre abogamos en todos los espacios que hemos participado, que la comunidad internacional debe mirar hacia este noble pueblo en un gesto humanitario. Es urgente que todos ayudemos a propiciar el retorno de la institucionalidad en el país con más carencias de la región.

Distinguidos legisladores y legisladoras, nuestras decisiones gozarán de mayor legitimidad en la medida en que pongamos nuestros oídos en el corazón de la gente, en especial de los más vulnerables que sienten con dolor los golpes de las crisis y que esperan de nosotros políticas públicas efectivas que vayan en su auxilio.

Cada vez son más las necesidades que padecen nuestros pueblos y son menos los recursos disponibles, lo que nos ha obligado a recurrir a endeudamientos. Ante esta situación, cada día se hace necesario reforzar los mecanismos de transparencia y rendición de cuentas, con el objetivo de eficientizar el gasto público y respetar los fondos que con esfuerzo aportan los contribuyentes.

Señoras y señores, hoy más que nunca debemos hacer consciencia de que son más las cosas que nos unen que las que nos separan, que es vital que retomemos y estrechemos los lazos de comunicación y amistad entre nuestras instituciones y naciones.

Nos encontramos ante la necesidad de reforzar el multi-lateralismo, para reivindicar la pluralidad, reconocer nuestras diversidades y que sirva de soporte al fortalecimiento estructural de los pueblos de Iberoamérica.

No hay duda de que juntos somos más fuertes. La unión en este importante foro del talento, la vocación de servicio, la capacidad de ponernos de acuerdo y el amor por nuestras naciones, labrará un camino de soluciones que vendrá a consolidar la confianza que deben tener los ciudadanos en los parlamentos, vale decir en la democracia.

Para esto, es vital que propiciemos los espacios para acercarnos más a la población, aprovechando todas las herramientas que la tecnología pone a nuestro alcance, especialmente la comunicación digital, a los fines de que las opiniones y propuestas de la gente sean cada vez más escuchadas y valoradas por nosotros, sus representantes.

Parlamentarios, confiamos que de esta jornada en las mesas de trabajo, arribaremos a fructíferas conclusiones que trazarán la pauta a los retos que tenemos por delante, y que a su vez servirán de insumos para la Vigésimo Octava (XXVIII) Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno que se celebrará en marzo 2023, en esta capital dominicana con el lema “Juntos hacia una Iberoamérica justa y sostenible”.

Auguramos el mayor de los éxitos, y les deseamos que se sientan como en su casa y disfruten de la cálida hospitalidad que caracteriza al pueblo dominicano.



Anyelo Mercedes