Piratería es grave en el país; hace falta conocer la ley

0
24
Trajano Santana, director general de la Oficina Nacional de Derecho de Autor (ONDA), al participar de los coloquios de EL DÍA. José de León

SANTO DOMINGO.-La piratería y el plagio de obras artísticas, literarias y científicas hasta la fecha ha sido imposible de erradicar y ahora constituye un gran desafío lograrlo con el auge de las redes sociales.

En República Dominicana este delito es pasible por la Ley 65-00, sobre Derecho de Autor, específicamente en su artículo 169, que fija pena de hasta tres años de cárcel y multas de 50 salarios mínimos.

De acuerdo al director general de la Oficina Nacional de Derecho de Autor (ONDA), Trajano Santana, la piratería es un problema grave en el país que con la era digital es muy difícil de controlar, con el agravante de que no existe una cultura de protección a la propiedad intelectual ni el cumplimiento de la ley por parte de los ciudadanos.

Ignorancia

El funcionario explicó que la poca cultura se debe al desconocimiento general existente en la materia.
“Falta un poco de comprensión del tema, porque la población no entiende cómo funciona el sistema de protección del derecho de autor, por ello trabajamos enfocados en la capacitación del público, a fin de concienciar al país sobre la importancia de resguardar sus creaciones”, dijo el funcionario.

Para Santana, la protección intelectual motiva a la creatividad y por consecuencia el desarrollo de la economía del país, ya que “hay muchos empleos que subsisten de la industria creativa”.

“Más del dos por ciento de todos los empleos del mundo lo genera la industria creativa y el 4% del PIB de los países provienen de este sector, por lo que amerita de gran atención e inversión”, dijo.

Jurisdicción

La ley ampara a la ONDA para defender los contenidos que se transmiten, a través de los diversos medios de comunicación y los equipos, a fin de que no sean objeto de la piratería.

Pese al bajo presupuesto la Oficina creó toda una estructura que tiene capacidad de dar respuesta a la mayoría las necesidades del área.

Santana explicó que actualmente la ONDA cuenta con un centro de mediación para los conflictos de plagio, piratería y otras litis relacionadas.

“Este es una especie de tribunal administrativo, donde los casos son resueltos allí mismo. Trabajan en la ampliación de este mecanismo con la visión de tener un órgano de solución de conflicto de alto nivel”, detalló.

Así mismo, poseen un área de capacitación y desarrollo de derecho de autor, para la formación continua de las personas que se inclinen por la invención.

También con un departamento de peritaje e investigación de obras que es soporte del sistema de justicia en los casos de disputas.

Además de una división de asistencia jurídica y técnica para los creativos que necesiten orientación en la defensa y canalización de sus derechos por los vías adecuadas.

Esta estructura, refiere Santana, le permitió impulsar la visión de trabajo y expansión nacional de la Oficina, obteniendo un mayor presupuesto del Gobierno, que dijo invierte en concientización de la importancia del derecho de autor y el impacto que genera al desarrollo del país.

“Ese es el mayor desafío que tenemos, que el país comprenda la importancia de esta materia para el desarrollo social, cultural y económico de la nación”, manifestó.

“Zona Verde”

Santana declaró que uno de los proyectos que impulsó en la gestión es el portal de Zona Verde, una plataforma digital que permitirá el registro en línea de las creaciones, y esta, a su vez, explica el funcionario, promocionará las producciones de los autores a nivel mundial.

“Dentro de la página web, a través de un código de acceso, la obra estará puesta a disposición del autor para promocionar sus imágenes y eventos”, señaló.

Manifestó que esto es uno de los más grandes logros de su equipo, porque permitirá a miles de jóvenes talentosos que no tienen los recursos para promoverse poder hacerlo.

Dijo que el portal estará disponible en los próximos de treinta días.

Próximos planes

Ahora el desafío mayor de la ONDA, según Santana, es tratar de incluir el tema dentro de las políticas de Estado, y a su vez sensibilizar a los aspirantes políticos sobre los aportes que resultan de defender los derechos de autor para el país.

“Mi meta es lograr que el tema sea colocado en el eje de los gobiernos y que permanezca en el tiempo, pese a los cambios de mandato”, precisó.

Agregó que el sistema de gestión colectivo, que tiene que ver con el cobro de las remuneraciones que reciben los autores por sus obras fuera del país a través de los contratos, se conoce poco en el país y es de gran importancia.
Costo de registros

Trajano Santana especificó que el costo de los registro de obras que ofrece la Oficina asciende a los 500 pesos por producción.

Añadió que a mayor cantidad de obras asentadas disminuye el costo del servicio hasta el tope de 250 pesos. Esta cantidad incluye la promoción de las producciones dentro del portal digital de Zona Verde, el cual posee incidencia internacional, de acuerdo al director de ONDA.

Composición ONDA

—1— Dependencia
La Oficina Nacional de Derecho de Autor está adscrita al Ministerio de Industria y Comercio.
—2— Importe
Cuenta con un presupuesto de 86 millones de pesos, más unos 6 millones que autogestiona cada año.
—3— Regulación
El derecho de autor surge mediante la Ley 32-86, de fecha 4 de julio de 1986.

ONDA reúne líderes del área de AL

Eventos. La directora Técnica de la ONDA, Jenniffer Troncoso, anunció la celebración de la reunión regional de los representantes de las oficinas de Derecho de Autor de los países de América Latina y el Caribe. Dijo que el encuentro se hará en el país del uno al tres de julio y cuenta con la coordinación de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).

También informó que del 4 al 5 de mismo mes se m realizará el seminario regional para el derecho de autor, dirigido a las bibliotecas, los archivos, entidades docentes e investigación. Por primera vez el país será anfitrión de 34 jefes de esas oficinas de la región.

Allí se discutirán sobre políticas públicas y buenas prácticas de la defensa a la propiedad intelectual, así como los desafíos en el entorno digital.

-- publicidad --