Pese al hacinamiento, la cárcel de La Victoria cuenta con áreas «VIP» para quienes pueden pagar

212

SANTO DOMINGO.-La cárcel de La Victoria, que fue construida en 1952 con capacidad para 1,200 reos, pero que hoy alberga a más de ocho mil en precarias condiciones, ha vuelto a estar bajo el foco de la atención pública luego del fallecimiento dos reclusos a causa del coronavirus y de que al menos otros 35 dieran positivo a la enfermedad.

Luego de la muerte de los dos internos por coronavirus, miembros del Ministerio de Salud Pública y de la Procuraduría General de la República realizaron una jornada de higienización y desinfección en el penal para evitar el contagio del de los demás reclusos.

La semana pasada, el ministro había informado que entre las áreas intervenidas estaba una conocida como “Alaska”.

Pero qué es Alaska y por qué se le llama así a un área de la temida cárcel de La Victoria.

Área VIP

El pabellón conocido como “Alaska” es lugar privilegiado ya que cada celda aloja 17 internos y las hay con sólo tres. Pero para tener el privilegio de «vivir» desahogado mientras más del 90% permanece en completo hacinamiento, cada interno debe pagar entre RD$60 mil a RD$150 mil. Si quiere un poco más de privacidad, con un mínimo de compañeros, entonces debe pagar desde RD$300 mil hasta RD$600 mil.

Cualquier celda común, en otra área del penal, aloja hasta 50 internos.

La puerta de entrada del área está custodiada, lo cual ya es un privilegio en un ambiente donde prima la ley del más fuerte.

Además, en Alaska hay un código de seguridad muy celoso, los reclusos que están allí no comen de la comida que se cocina en la cárcel, hay un cocinero asignado y ellos mismos compran las cosas que van a comer para cuidarse de no ser envenenados.

Esta zona ubicada en el ala izquierda de la entrada de la cárcel, el recluso de esa área generalmente tiene teléfono celular, internet disponible y le permiten que le lleven dinero, armas y bebidas. Solo hay que disponer de suficiente dinero para sobornar a quien haya que sobornar.

«Residencial exclusivo»

Una cosa está clara en La Victoria: los presos de otras áreas no pueden entrar a “Alaska”. y las personas que lleguen para ese lugar, debe ser traslada por un agente de seguridad lo traslada, allí están líderes y miembros involucrados en el narcotráfico, extranjeros o personas influyentes. Esa área es de máxima seguridad.

Entre los que se han encontrado recluido allí está el merenguero urbano Peter de la Rosa (Omega), y el empresario Ángel Rondón implicado en el caso de los sobornos de US$92 millones pagados por Odebrecht, entre otros.

Un día de visita a Alaska

Una persona que vaya a visitar a un pariente o amigo que se encuentre en el área de Alaska, debe pasar por una zona de chequeo, como todo que el que va entrar a La Victoria, es depurado en la puerta por uno de los agente penitenciarios, pero ya dentro también es vigilado celosamente por uno de los reclusos que se mantiene pendiente de cada paso que da, y no es para menos, todo el que está allí encerrado no deja de ser gente, un sujeto «importante», no un preso cualquiera.

-- publicidad --