Pese a obstáculos, los alumnos disfrutan de jornada extendida

Pese a obstáculos, los alumnos disfrutan de jornada extendida

Pese a obstáculos, los alumnos disfrutan de jornada extendida

Santo Domingo.-A sus 9 años, Cecilia Reyes está en quinto curso de primaria. Ayer la pequeñita acudió temprano a la escuela República Dominicana del sector de Villa Juana para iniciar una larga jornada de estudio, ya que en ese centro funciona la modalidad de tanda extendida del Ministerio de Educación.

Tras cantar el Himno Nacional y hacer una emotiva oración a Dios, pasadas las 8 de la mañana, su profesora Carmen Betania Peguero daba inicio a la primera asignatura del día: Lengua Española.

Pero antes, consciente de que debe mantener cautivos a sus alumnos, la maestra los motiva a corear canciones didácticas, entre ellas algunas con palabras en inglés.

Los docentes para abarcar el horario y tratar de brindar una buena enseñanza, han extendido la duración de cada asignatura, que son las mismas que se impartían anteriormente.

“Antes Lengua Española tenía 6 horas por semana, ahora son 9”, explica Peguero, tras abordar algunos temas con sus estudiantes.

Cada asignatura tiene una duración de dos horas diarias. En la inquietud de los alumnos del quinto grado, a las nueve treinta de la mañana la docencia es interrumpida brevemente para dar paso al desayuno escolar. Los 33 compañeros de Cecilia desfilaron próximo al escritorio de su maestra para tomar una leche saborizada con chocolate junto a un pan.

Pasada la media mañana

Las horas avanzan y luego del recreo, que se extiende de 10: 40 a 11 de la mañana, se iniciaron las clases de francés e inglés.
Antes de entrar al aula, el atento Dauri López, quien es compañerito de Cecilia, afirmó que cuando salía a las 12 pasaba mucho tiempo “aburrido” en su casa, pero ahora se siente “bien” en la escuela, donde tiene ocupadas más horas.

Las autoridades del centro indicaron que cuando iniciaron la jornada extendida hubo niños que se “escapaban”, porque no tenían el hábito de durar 8 horas en una escuela.

“Al principio, como todo en la vida, fue difícil, pero hemos logrado que los niños se ajusten al nuevo horario», manifestó Peguero.
¡Comida!

La escuela primaria República Dominicana tiene una matrícula de 1,503 estudiantes, quienes acuden masivamente.

Al llegar las 12 del mediodía el almuerzo se reparte de menores a mayores, dando preferencia a los pequeñitos del nivel inicial.
Por tal razón, alrededor de la 1:40 de la tarde fue cuando al curso de Cecilia le tocó recibir sus alimentos: arroz, carne, habichuela, ensalada y un pedazo de plátano maduro con sabor a canela. Por el reducido espacio en el comedor los alumnos de este grado almorzaron en su aula.

La alegría era evidente en el rostro de los infantes, quienes a pesar del calor disfrutaban su comida.
Esas raciones son preparadas por una compañía privada contratada por el Ministerio de Educación.
El menú es elaborado por el departamento de Bienestar Estudiantil.

Ya son las tres de la tarde. Luego de un reposo, en sus últimas horas en el centro, a Cecilia, quien sueña con ser ejecutiva de un banco, le impartieron clases de Matemáticas, así como las tareas del próximo día.

Currículo

Las asignaturas implementadas en la tanda extendida, en este caso, no son diferentes a la docencia tradicional. Mildred Feliú, directora de la escuela plantea que el Ministerio de Cultura pudiera ayudar con el personal que se requiere para impartir los talleres que se han incorporado en el currículo educativo, los cuales no están siendo suplidos por Educación.

“Yo pienso que los talleristas son determinantes y deben ser asumidos por el Ministerio (Educación) en cuanto al pago, selección y contratación”, puntualizó.

Ante la necesidad de talleristas para las áreas de pintura, danza, teatro, manualidades y otros, Feliú dijo que quienes cubren esa falta son voluntarios o en su defecto los mismos profesores.

Los escasos talleristas no dan abasto con los cientos de estudiantes que tiene la escuela República Dominicana.

Los docentes citan este como el principal escollo para mantener el aprendizaje que se busca en la nueva modalidad.

Salarios
De acuerdo a autoridades del centro, que no quisieron ser identificadas, el salario que devengan los profesores de la jornada extendida no es especial.

“No ha habido un reajuste de los salarios, a quienes estamos 8 horas en la nueva modalidad”, dijo una docente.



Avatar

Estarlin Taveras

Etiquetas