Personas con obesidad y sobrepeso son blanco de discriminación

Traba. Médicos, familiares y pacientes no reconocen esta condición como enfermedad. Meta. Medios deben brindar cobertura más precisa y usar imágenes más respetuosas.

245

PANAMÁ.-“Siempre pagamos una factura por lo que comemos y por cómo nos vemos… la gente se siente con el derecho de decirte qué hacer y algunos delgados actúan como si fueran moralmente superiores”.

Este testimonio de Raúl, de 45 años, es uno de los muchos compartidos en el taller sensorial “La sensibilización de la obesidad”, organizado por Novo Nordisk, en la ciudad de Panamá, que llama la atención sobre el estigma y discriminación que sufren las personas con obesidad.

De acuerdo a Carlos Aranda, especialista en Comunicación México de Novo Nordisk, se hace necesario terminar con las etiquetas de la obesidad y utilizar un lenguaje que deje atrás la discriminación.

El estigma tiene un impacto muy negativo y, en cuestiones de sobrepeso, las personas lo padecen desde pequeños y en todos los entornos, escuelas, trabajo y familia.

“Cuando se piensa en personas con sobrepeso u obesidad, el retrato que llega a la mente es que son poco inteligentes, perezosas, desmotivadas, indisciplinadas, menos competentes y desagradables”, indica Aranda, estereotipos que vienen a agregar más carga emocional a las personas que luchan contra una enfermedad crónica y multifactorial.

Las barreras

Una de las realidades más difíciles de las personas con obesidad es que este problema no es reconocido como enfermedad por los médicos, familiares y hasta por el mismo paciente.

A esto se le suma que no hay una especialidad que trabaje directamente al enfermo y su tratamiento y varía de acuerdo al país. Por ejemplo, en República Dominicana -país latianomericano con mayor porcentaje de obesidad- las áreas que pudieran estar involucradas son las de medicina general, nutrición, psicología y medicina interna, además de bariatras, gastroenterólogos y cardiólogos.

Es importante destacar que las actitudes estereotipadas y prácticas discriminatorias menoscaban los derechos de las estos pacientes y, en algunos casos, hasta parecieran eliminarlos por completo.

El especialista en Comunicación México de Novo Nordisk hace un llamado a los medios de comunicación a fomentar la conciencia y entendimiento de este tipo de condiciones de salud, pues “se hace necesaria una comunicación precisa, sin estigmas y respetuosas que muestren la realidad de las personas que viven con obesidad y sobrepeso”.

En los medios

—1— Realidad
La evidencia confirma que la imagen que se presenta en los medios de comunicación es estigmatizada, despectiva y discriminatoria.

—2— Rechazo
El término “gordo” u “obeso” debe ser sustituido por “persona con sobrepeso u obesidad.
—3— Meta
Cobertura más precisas y uso de imágenes más respetuosas, donde se presenten a las personas con obesidad como personas reales.

-- publicidad --