Pemex trata de superar su crisis

57
TOPSHOTS - Enrique Pena Nieto delivers his first speech as new president of Mexico at the National Palace in Mexico City on December 1, 2012. Enrique Peña Nieto was sworn in as president of Mexico on Saturday following protests by leftist lawmakers inside the congress and clashes between demonstrators and police outside. AFP PHOTO / YURI CORTEZ

Pemex se debate entre el derrumbe de los precios del petróleo y el fin de sus 76 años de monopolio. El subsecretario de Hacienda, Miguel Messmacher, dijo en enero que México podría inyectar capital en Pemex si la compañía demuestra, entre otras cosas, que puede reducir los costos operativos.

La empresa, que no ha registrado ganancias desde 2012, tiene US$79,000 millones en obligaciones de pensiones, un monto mayor que el de toda otra compañía de petróleo y gas del mundo, así como niveles de deuda que se estima superarán este año los US$100,000 millones.

La gigante petrolera “trabaja en la búsqueda de las mejores condiciones de precio y calidad para la compañía, a los efectos de hacer que nuestros procesos de exploración, producción y refinado tengan la mayor rentabilidad posible”, dijo el máximo responsable ejecutivo de Pemex, José Antonio González Anaya.

“Hay una serie de intereses en juego que resultará difícil enfrentar”, dijo Wood. “Hará falta una verdadera voluntad política, no sólo por parte de González Anaya, sino de las secretarías de Hacienda y de Energía”.

El presidente Enrique Peña Nieto ha presionado a la compañía para que reduzca costos. En febrero dijo que la compañía estaba obligada “a revisar su programa de gastos y a fortalecer sus inversiones”.

-- publicidad --