Peligro por lluvias tocó puertas de sectores más privilegiados

Peligro por lluvias tocó puertas de sectores más privilegiados

Peligro por lluvias tocó puertas de sectores más privilegiados

La cañada que rodea Cuesta Hermosa se desbordó por las lluvias trayendo consigo desechos de otros lugares. NICOLAS MONEGRO

SANTO DOMINGO.-Es común que en temporadas de huracanes y época de lluvia, las autoridades utilicen la frase “sectores vulnerables” para referirse a las comunidades que por su localización y la calidad de sus viviendas podrían ser anegadas en agua y/o destruidas ante el paso de cualquier fenómeno atmosférico.

Las lluvias del pasado viernes, sin embargo, emitieron un aviso que pocos esperaban: todos, sin importar su condición socioeconómica, están expuestos a las inclemencias de una naturaleza que parece rebelarse a las presiones que recibe por los gases de efecto invernadero que provocan el calentamiento del planeta.

La recolección de desechos continuaba ayer en el sector de Arroyo Hondo. nicolas monegro

El punto de inflexión parece haber sucedido en el puente del sector de Arroyo Hondo que conduce a Cuesta Hermosa II, a la izquierda y a La Arenita de la Puya de Arroyo Hondo, a la derecha.
La infraestructura luce resquebrajada por el paso de las aguas que se saldaron la vida del empresario José Antonio Batista Polanco cuyo cuerpo fue encontrado este lunes en el Río Isabela.

Allí, por espacio de tres horas, los residentes de la parte alta no pudieron ni salir ni entrar pues la vía de acceso era una amenaza de muerte.

En otras zonas
Otros habitantes de Santo Domingo y que residen en casas que consideraban seguras y no expuestas, todavía no salen del asombro tras haber perdido sus ajuares en una crecida repentina.

“El viernes no pudimos dormir por temor a que se volviera a inundar otra vez”, dice Keudy Andrea quien reside junto a sus padres y dos hermanos en uno de los complejos residenciales ubicados posterior al Km. 9 de la Autopista Duarte.

Los cinco miembros de la familia se encontraban fuera de la vivienda al momento del hecho por lo que se vinieron a enterar pasadas las diez de la noche de que electrodomésticos, muebles y ropa, habían sido arrasadas por las aguas.

“Si hubiera estado parada el agua me taparía. La verdad le agradezco a Dios que no pasara mientras dormíamos pero me dicen que todo se llenó de agua en fracción de minutos”.

Indica que una vecina del frente decidió salir de la vivienda y que al hacerlo, ya el agua,”en tan solo minutos”, le llegaba a la cintura.

Esa noche no pudieron dormir, por temor a que la crecida se repitiera.
En iguales condiciones se encuentra la hija de diez años de Ambioris Peña.
“Ayer cayó una llovizna y de una vez empezó a llorar.

Nunca había vivido eso”, dijo Peña a EL DÍA.
Se enteró de que el agua ocasionaría problemas a las seis de la tarde cuando fue alertado por su esposa. Tuvo que abandonar su puesto de trabajo y salir caminando bajo lluvia. “Me tomé unos 45 minutos en llegar pues aunque era una distancia corta, el agua me retuvo mucho”.

Allí encontró a la pequeña atemorizada y gritando junto a su esposa. Le tardó tres horas lidiar con el agua que entraba a su casa.

“El agua estaba subiendo mucho y calculé que por mas rápido que fuera, si iba sacando con la cubeta podíamos ir a la par”. En el saldo de pérdidas se incluye una nevera, la lavadora, la estufa, un juego de muebles, una cama, un televisor, un gavetero, ropa y zapatos.

El saldo de muertos por las lluvias quedó en ocho según lo contabilizado por las autoridades. Además de los fallecidos, las intensas precipitaciones causaron grandes destrozos, principalmente en el parque vehicular, lo que llevó al Gobierno a decretar el estado de emergencia. Al ofrecer una mirada al raro evento, ambientalistas han asegurado que la situación podría volver a repetir en cualquier momento.

De los fallecidos

—1— Jochy
El cuerpo de Jochy Batista, de 49 años, fue hallado ayer, próximo al barrio Simón Bolívar.
—2— Luisinky
Otro de los desaparecidos por las lluvias fue Luisinky Mojica. Las brigadas de búsqueda lo encontraron a las 12:04 del mediodía, a pocos metros del cuerpo de Batista, luego de tres días.

Desplazados cambio climático aumenta
Incremento. En tan solo diez años, más de 260 millones de personas han tenido que migrar de sus hogares, entre 2008 y 2018, por desastres de tipo ambiental, una parte importante de los cuales se vincula al cambio climático, según la Organización Internacional para las Migraciones.

Según publica Ethic, La cifra no deja de aumentar y el pasado verano, las inundaciones en Pakistán generaron millones de desplazamientos.
Mientras, el concepto ‘migraciones climáticas’ sigue sin tener un reconocimiento por la multiplicidad de factores con la que se relaciona.



Anyelo Mercedes

Noticias Relacionadas