Pekín pide a Estados Unidos que su política hacia China sea “pragmática»

Pekín pide a Estados Unidos que su política hacia China sea “pragmática»

China y Estados Unidos mantienen una guerra comercial, que preocupa en el mundo.

Pekín.- El ministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Yi, afirmó que Estados Unidos tiene que “convertir las palabras en hechos” y hacer que su política hacia China vuelva “a un camino racional y pragmático».

Wang, que se reunió el lunes de forma virtual con el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, aseguró durante la conversación que “Washington ha indicado recientemente que no quiere confrontación o una Guerra Fría con China».

“Pero la clave de eso es convertir las palabras en hechos concretos y hacer que su política hacia China vuelva a un camino racional y pragmático”, dijo Wang, citado hoy por la Cancillería china. Las relaciones entre Washington y Pekín parecieron relajarse el pasado fin de semana tras el regreso a China de la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, en virtud de un acuerdo con las autoridades estadounidenses para suspender su petición de extradición -estaba detenida en Canadá- y el proceso judicial por fraude contra ella.

Su liberación coincidió con la de los canadienses Michael Spavor y Michael Kovrig, liberados tras haber sido detenidos en aparente represalia por el arresto en Canadá de Meng.

La Cancillería china informó también este martes de otra reunión virtual de Wang con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, a quien trasladó que “la región de Asia-Pacífico no necesita un nuevo bloque militar ni debe ser causa de enfrentamiento».

“Pekín está abierto al diálogo” en un momento en que “la comunidad internacional necesita unirse y cooperar”, dijo Wang, y agregó que “China no busca la hegemonía o la expansión, y quiere compartir sus dividendos con otros países». Stoltenberg, según indicó la Alianza en un comunicado, “dio la bienvenida al diálogo cada vez más amplio entre la OTAN y China” y destacó “el potencial para una mayor implicación en desafíos comunes, como el cambio climático». También planteó “las preocupaciones de la OTAN sobre las políticas coercitivas de China, la expansión del arsenal nuclear y la falta de transparencia sobre su modernización militar».

En la última cumbre de líderes de la OTAN, celebrada en junio, los aliados dirigieron su atención a China y en el comunicado final indicaron que veían oportunidades de compromiso con Pekín en temas como el control de armas o el cambio climático, pero advirtieron de que su creciente influencia y políticas internacionales suponen retos para la seguridad de la Alianza que acordaron abordar juntos.

Al margen de estas dos reuniones, hoy está previsto que Wang se reúna también virtualmente con el Alto Representante para la Política Exterior de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, en el marco de la 11ª ronda de diálogo estratégico de alto nivel entre China y la UE.



Avatar

EFE

Noticias Relacionadas