Pedro Martínez listo para abrazar la inmortalidad

Pedro Martínez listo para abrazar la inmortalidad

Pedro Martínez listo para abrazar la inmortalidad

New York.-Cuando se menciona la carrera de Pedro Martínez en el béisbol de Grandes Ligas, se habla de uno de los mejores lanzadores en la historia.

Eso ya se sabe. Y es por eso que el dominicano es uno de los exaltados al Salón de la Fama en este 2015. Pero ya con casi seis años desde el retiro del exserpentinero, es fácil olvidar el dominio que exhibió el derecho en el montículo —y en plena era de esteroides, con tantos bateadores de fuerza artificial y temporadas sobradas de más de 50 jonrones.

Para tener una buena idea de lo que fue Pedro Martínez en su apogeo, es preciso darle un vistazo a la obra del oriundo de Manoguayabo, República Dominicana en términos de puros números.

De la escuela tradicional de estadísticas, se ve lo sobresaliente:

–Tres veces líder de su liga en porcentaje de ganados y perdidos y con .687 de por vida, superado en ese sentido sólo por Whitey Ford (.690) entre los lanzadores con al menos 150 victorias desde 1900.

–Cinco títulos de efectividad.

–Tres veces líder de su liga en ponches, con nueve temporadas de 200 o más. –En total, marca de 219-100, efectividad de 2.93 y 3,154 ponches en 18 campañas.

–Tres Premios Cy Young, una Triple Corona de pitcheo en 1999 y ocho convocaciones al Juego de Estrellas, entre muchos otros reconocimientos.

Para los que gustan de los números más modernos, las proezas de Pedro se ven más grandes todavía.
–Cinco veces líder de su liga en ERA+, efectividad ajustada a los estadios donde lanza un pitcher.

–Seis veces campeón de WHIP (bases por bolas más hits por inning lanzado) y siete veces con ese número de menos de 1.0.
–Cinco veces autor de la menor cantidad de hits permitidos por cada 9.0 entradas.

–Tres veces líder en menos jonrones concedidos por cada 9.0 capítulos.

–Cinco veces con la mejor proporción de ponches por cada 9.0 innings.

–Y cuatro veces con la mejor proporción de ponches por boleto otorgado, incluyendo 4.15 de por vida, la tercera mejor cifra de todos los tiempos.

Los números dicen mucho, pero no completan el panorama del impacto de Martínez en sus equipos, en los estadios donde tiró y en su país.

Luego de establecerse como todo un as y ganar su primer Cy Young en los Expos de Montreal, Martínez se adueñó del Fenway Park al integrarse a los Medias Rojas.

Invasión dominicana

Los vecinos del apacible pueblito de Cooperstown están acostumbrados al ambiente festivo del último fin de semana de julio, cuando miles de visitantes invaden el pueblo para acudir a la ceremonia de exaltación del Salón de la Fama del béisbol.

Pero lo que se avecina mañana es completamente diferente y desconocido en su comunidad, donde escucharán los ruidos que hacen la güira y la tambora, que pidió Pedro para celebrar su exhaltación.



Avatar

Agencias

Noticias Relacionadas