Viernes, 22 de febrero, 2019 | 5:44 pm

PCT condena ataque militar y llama a un alerta solidario por la Revolución Bolivariana de Venezuela

Manifestantes opositores durante enfrentamiento con fuerzas de seguridad del gobierno en un barrio de Caracas en apoyo a los militares que intentaron levantarse4 contra el gobierno. (AP Photo/Fernando Llano)
Manifestantes opositores durante enfrentamiento con fuerzas de seguridad del gobierno en un barrio de Caracas en apoyo a los militares que intentaron levantarse4 contra el gobierno. (AP Photo/Fernando Llano)


SANTO DOMINGO.-El Partido Comunista del Trabajo (PCT) llamó hoy al pueblo dominicano y a las organizaciones revolucionarias y progresistas, a un alerta solidario con la Revolución Bolivariana de Venezuela ante el hecho de que en la madrugada del día de hoy 21 de enero, un cuartel de las Fuerzas Armadas Bolivarianas de Venezuela fue atacado militarmente por un grupo de sediciosos.  

“Ese ataque,  fallido por cierto, confirma las denuncias hechas por el gobierno en el sentido   de que la derecha de Venezuela, en contubernio con el gobierno norteamericano, tienen planes de derrocarlo”, expresó el PCT.

Un grupo de oficiales venezolanos fue detenido en una unidad militar en Caracas, después de intentar robar armas, según un comunicado de la Fuerza Armada de Venezuela.

La información se produce horas después de que en redes sociales se difundiera un video de un hombre uniformado que solicitaba desconocer al presidente Nicolás Maduro desde una base militar en Cotiza, en el oeste de la capital.

En su comunicado, la Fuerza Armada asegura que tras el incidente existe “normalidad” en los cuarteles militares del país.

Según las autoridades militares venezolanas, aproximadamente a las 2:50 horas de la madrugada “un reducido grupo de asaltantes” adscritos a la Guardia Nacional Bolivariana “traicionando su juramente de fidelidad a la Patria y sus instituciones, sometió al capitán Gerson Soto Martínez, comandante del puesto de coordinación policial Macarao”.

Desde ahí, según el relato oficial, se desplazaron en dos vehículos militares e irrumpieron contra la sede de destacamento de seguridad urbana en Petare, en el municipio de Sucre, de donde robaron un lote de armas y secuestraron “bajo amenaza de muerte” a dos oficiales y dos guardias nacionales.

Ya en Cotiza, a pocos kilómetros de distancia, los “delincuentes” encontraron la oposición de los oficiales y tropas destacadas allí y fueron “rendidos y capturados”.

Las fuerzas armadas aseguraron que durante la detención se recuperó el armamento robado.