Partidos y sociedades médicas

Partidos y sociedades médicas

Partidos y sociedades médicas

Pedro Ángel, director de Resumen de salud.

En algún momento los partidos políticos verán las sociedades médicas con su ojo y las verán como entidades de oposición, habida cuenta de que se han ganado espacio propio en la agenda nacional de salud, con temas sensibles que incluyen lo gremial, institucional y científico.

No es una locura lo que digo. Un ejemplo es la pandemia. Las sociedades más influyentes están, en este momento, con su agenda independiente de posturas públicas y han puesto en jaque algunas decisiones gubernamentales.

La pasada semana se evidenció. La decisión del gobierno de reiniciar las clases presenciales no contó con la anuencia de las dos principales sociedades científicas: la de Infectología y la de Pediatría. Eso, quizás, quitó brillo a una decisión que el gobierno aspiraba fuera por consenso.

Si no se pensó, en política había que estar en Marte o haber ido en los cohetes de Elon Musk, pero el Gabinete de Salud sí pensó así, al convocar a una reunión con el presidente Abinader a sus asesores médicos, sociedades con discursos compatibles a la decisión que venía y funcionarios del área. Un coro de alabanza sin voz disidente, más o menos eso.

En su momento, los partidos se abalanzaron sobre los gremios más importantes, como el de los médicos, los ingenieros y los profesores. Crearon, incluso, estructuras internas profesionales para manejar sus candidatos y las líneas partidarias. Con esto buscaban que desde el púlpito de la otra acerca no llegaran críticas a su gestión de gobierno o criticar desde la oposición, en cada caso.

Pero en los últimos cinco años se ha dado un fenómeno que quizás muchos no lo ven, y es que las sociedades médicas se han insertado en la agenda nacional de salud con voz propia, con sus propios temas, no dependientes del Colegio Médico Dominicano.

Es así que los temas relacionados a enfermedades, luchas contra las Aseguradoras de Riesgos de Salud (ARS) y los científicos los han tomado como propio, mientras históricamente el CMD se concentra en lo gremial. Tal así que el gremio médico ha tenido que sumar a su bandera de lucha el tema de las ARS.

Así, ya las sociedades son buscadas por los medios de comunicación para ofrecer opiniones sobre esos temas o emiten comunicados que son noticia por sí solo.

En el escenario actual, casualmente dos sociedades médicas son presididas, una por una pasada funcionaria del Ministerio de Salud en el último gobierno del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y otra por una miembro del comité central del partido morado. Y es por pura coincidencia, no porque haya sido un objetivo de esa organización opositora.

Pero mi planteamiento central, resumido, es que los partidos en algún momento tendrán que ver las sociedades médicas científicas como espacios para las batallas de temas políticos que tocan la salud.



Pedro Ángel

Pedro Ángel

Noticias Relacionadas