Parquéate Mal

Parquéate Mal

Parquéate Mal

Frederich E. Bergés

El Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre, INTRANT, recién ha iniciado la implementación de un plan que ha denominado Parquéate Bien, pero en la práctica está resultando en un parquéate mal.

Lejos de constituir algún tipo de solución a la congestión vehicular en la ciudad de Santo Domingo, más bien parece un accionar en procura de aplausos que de soluciones. Y esto así porque no se ha provisto solución alguna para el parqueo de los vehículos desplazados.

En el 2021, el actual gobierno anunció la construcción de 20 edificaciones para ser destinadas a áreas de estacionamiento de vehículos, con proyección de una capacidad para ocho mil vehículos.

Este proyecto, denominado Plan Nacional de Parqueos de Uso Público, estaría a cargo del Fideicomiso Parquéate RD, y se realizará a través de proyectos de inversión pública, y público-privada, a cargo del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), que está supuesto a ser el responsable de su construcción, operación y mantenimiento.

Sin embargo, salvo el parqueo en la Atarazana, aún no se ha ejecutado la primera de estas construcciones, que la racionalidad indica debieron ser puestos en funcionamiento antes de intentar aligerar los espacios actualmente ocupados por vehículos.

Y peor aún, en vez del INTRANT iniciar semejante tipo de programa en zonas donde hay real congestionamiento de tráfico y pérdida enorme de tiempo y gastos en combustibles, se ha optado por zonas residenciales en el Polígono Central.

Estas zonas se están convirtiendo rápidamente en hacinamientos humanos gracias a la aprobación indiscriminada por parte de las autoridades correspondientes del Ayuntamiento y el Ministerio de Obras Publicas de colegios, iglesias, plazas y torres multi familiares en calles terciarias y secundarias cuyo diseño era para unidades de viviendas aisladas.

El propio Estado, a través de la irresponsabilidad de sus instituciones, es el mayor causante del desastre del tráfico urbano.

El programa de parquéate solo podrá ser una realidad efectiva y no la actual irritación ciudadana cuando exista previamente la infraestructura necesaria para estacionar los vehículos a desplazar. Mientras, sólo aparenta ser un accionar en procura de un parquéate mal, y no parquéate bien.



Frederich E. Berges