Parientes capitán dudan incidente fuese un asalto

8
Miembros de la Dicrim investigan para determinar las causas.

Santo Domingo.-El tiroteo que dejó un saldo de dos muertos y cuatro heridos el pasado domingo en San Luis, Santo Domingo Este, habría sido un atentado dirigido al capitán Gerónimo D’ Óleo Madé, encargado de la Dirección Central de Investigaciones Criminales en La Romana.

Así lo afirmaron familiares del oficial policial, quienes dijeron dudar de la versión de la uniformada de que el hecho en el que resultó muerto su padre y dos hermanos heridos se trató de un asalto, asegurando que el capitán no cargaba prendas u objetos de valor y fue atacado a tiros sin mediar palabras.

Indicaron que el raso Miguel Nicolás Madé Ramírez, uno de los atacantes, tras ser capturado por una turba se observó que en su teléfono celular tenia fotos del capitán D’Óleo.

En el hecho perdió la vida Luis González D’ Óleo, de 80 años, padre del capitán; sus hermanos, el segundo teniente Víctor Manuel D’ Óleo Madé y Daulin D’ Óleo Madé, quienes permanecen internos.

El capitán D’ Óleo Madé continúa en estado delicado tras recibir tres impactos de bala en el abdomen que le provocaron la pérdida del 50 % de la sangre de su cuerpo, según informó Víctor Melo, jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de la Fuerza Aérea de República Dominicana, Doctor Ramón de Lara, donde está ingresado.

Mientras que el segundo teniente de la Policía Víctor Manuel D’ Óleo Madé se encuentra en el Hospital General de la Policía, desde donde se informó que será sometido a una intervención quirúrgica tras la cual podría ser dado de alta médica en los próximos días.

El informe de la Policía dice que fueron asaltados.

Ataques agentes continúan

El incidente en el que resultaron muertos un comerciante y un presunto delincuente en el sector El Encantador, en Los Prados de San Luis, que dejó además un capitán y un teniente de la Policía heridos, ocurre una semana después de que cayeran abatidos varios miembros de la banda denominada “mata policías”.

El grupo, que utilizaba los sectores El Valiente y Los Alcarrizos como puntos de operaciones para cometer asaltos, tenía como objetivo principal las armas de fuego de sus víctimas, constituyéndose entre sus preferidos miembros activos y pensionados de la Policía y las Fuerzas Armadas.

-- publicidad --