Ozuna sigue quedando a deber ofensivamente

Ozuna sigue quedando a deber ofensivamente

Ozuna sigue quedando a deber ofensivamente

Marcell Ozuna debe hacer un mayor esfuerzo en recuperar su nivel ofensivo en las mayores .

Santo Domingo.-Para Marcell Ozuna no ha sido nada satisfactorio el lento inicio ofensivo que ha tenido en la presente temporada en las Grandes Ligas.

Ozuna, quien por una temporada puso a vibrar el estadio Truist Park con sus populares selfis, hoy día ya no goza del respeto y cariño de los fanáticos de los Bravos de Atlanta.

Al parecer vive un escenario similar en esa organización, ya que a mediados del mes de agosto del año pasado, sufrió varios abucheos por su mal y lento desempeño con el madero.

“El Oso”, como popularmente le llaman a Marcell, tiene un anémico promedio de bateo de .083, con apenas dos cuadrangulares, dos carreras impulsadas y un OBP de .200.

Dicho comienzo pone en duda su estadía en el cuadro de Atlanta (15-4), ya que el equipo espera un mayor resultado del dominicano, siendo hasta el momento algo difícil de ver.

El jugador de 32 años de edad está ganando $18 millones de dólares tanto este año y en 2024 con una opción del equipo para 2025 por $16 millones, y una cláusula de libertad para esa última temporada de un millón de dólares, pero a ese ritmo hay que esperar a ver cuáles serán las intenciones del equipo si el criollo no eleva su ofensiva.

Este mal momento no es solo de este inicio de temporada, pasó lo propio en la campaña en 2022 donde apenas pudo promediar para .226 con 122 ponches en 124 encuentros.

Otros de los factores que han restado puntos a “The Big Bear”, han sido sus incidentes personales fuera del terreno de juego.

Una de las temporadas más altas para el oriundo de Boca Chica fue en el 2020 cuando lució average de .338 con 18 cuadrangulares y 56 remolques en 60 juegos disputados.

Antes de unirse a los Bravos, Marcell pasó dos temporadas con los Cardinals, protegiendo a Paul Goldschmidt en la alineación mientras regresaban a los playoffs en 2019.

Rendimiento
No sólo Marcell atraviesa un difícil comienzo de temporada, Juan Soto, es uno de los peloteros que se espera aumente su nivel ofensivo con los Padres de San Diego.

Hasta el partido de anoche, Soto, registraba un promedio de bateo de .194, con cuatro cuadrangulares, nueves carreras impulsadas y 13 sencillos, con un OBP de .372.

Sus números

— Desempeño
En sus más de 10 años en las Grandes Ligas, el Oso Ozuna posee una línea ofensiva de .266/.325/.778. También ha conectado 198 cuadrangulares, 678 carreras impulsadas, tiene 1,190 sencillos en 4,470 turnos al bate.



Noticias Relacionadas